Estos eran los mapas de los aliados para invadir Oviedo y Gijón si Franco se unía a Hitler

La Universidad de Texas conserva planos de la época de más de 50 ciudades españolas. Fueron realizados por espías ingleses para invadir España en caso de una alianza con los nazis

Mapas de Oviedo y Gijón en la Segunda Guerra Mundial
Mapas de Oviedo y Gijón en la Segunda Guerra Mundial

Redacción

Resulta complicado de entender en la época de Google Maps, pero no hace tanto tiempo que disponer de un buen mapa era un auténtico tesoro. En determinados momentos era el factor determinante que marcaba la diferencia, especialmente en tiempos de guerra, por lo que las grandes potencias mundiales tuvieron que ingeniárselas para desarrollar un sistema cartográfico que les permitiese tomar ventaja en cualquier batalla. Uno de estos ejemplos se dio en la Segunda Guerra Mundial, punto álgido de la historia bélica mundial, cuando los contendientes se dieron cuenta de sus deficiencias en este campo. Ahora, 80 años después del inicio de la guerra, Estados Unidos ha desclasificado unos documentos que permiten conocer en detalle los mapas que los aliados tenían de más de 50 ciudades, entre ellas Oviedo y Gijón- para intentar invadir España en caso de que Franco se aliase con los nazis. 

Mapa de Gijón en la Segunda Guerra Mundial
Mapa de Gijón en la Segunda Guerra Mundial

El sistema cartográfico estaba desarrollado desde hace siglos. Pero muchos de esos mapas estaban hechos a grandes rasgos, sin detalles que con el tiempo comenzaron a ser claves. El punto de inflexión lo marcó la derrota de franceses e ingleses en Noruega en 1940. El auge del uso de la aviación en conflictos bélicos motivó que cada vez tuviese más valor conocer la ubicación exacta de determinados puntos estratégicos. En esa batalla, muchos pilotos ingleses volvieron sin poder lanzar sus bombas, hecho que propició la necesidad de renovar sus mapas.

Mapa de Oviedo en la Segunda Guerra Mundial
Mapa de Oviedo en la Segunda Guerra Mundial

Inmersos en pleno conflicto, la tarea no era sencilla, pero los aliados utlizaron a los espías que tenían en diferentes países para actualizar sus mapas. Churchill era conciente de esta deficiencia del ejército británico, y por eso encargó a  Ian Fleming, quien posterioemente escribiría las novelas de James Bond, que contratara a un geógrafode la Universidad de Oxford, Kenneth Mason, para diseñar un organismo que creara nuevos mapas.

Para realizar esos mapas, utilizó a espías, a antiguos pilotos e incluso a turistas. Esta información llegó a ser solicitada por la BBC, según informa El País

Comentarios

Estos eran los mapas de los aliados para invadir Oviedo y Gijón si Franco se unía a Hitler