Gondán ultima el mayor contrato de su historia: cuatro buques para Noruega

El primero deberá estar entregado en 2022 y el astillero prevé reforzar la plantilla


Astilleros Gondán, de Figueras (Castropol), está a punto de firmar el mayor contrato de su dilatada historia: cuatro buques para Noruega de apoyo a parques eólicos cuya construcción requerirá reforzar la plantilla. Y eso que Gondán ya está trabajando a un muy alto ritmo, dando empleo a unas 350 personas. El presidente del astillero, Álvaro Platero, no desveló el contrato porque, prudente como acostumbra, aún faltan algunos flecos de cerrar, por ejemplo referentes a la financiación. Quien lo hizo fue el armador noruego Østensjø Rederi a través de su página web, explicando que se ha firmado una carta de intención para construir cuatro buques de operaciones de puesta en servicio (CSOV) para satisfacer la creciente demanda en el mercado eólico marino.

«Los CSOV están diseñados por Salt Ship Design (Noruega), en estrecha colaboración con Østensjø Rederi. Se construirán en Astilleros Gondán (España), una decisión fundada en una fuerte relación tras la construcción previa de 13 buques ya entregados a Østensjø Rederi», indica la compañía.

Las embarcaciones medirán 88,3 metros de eslora y 19 de manga y la primera de ellas se entregaría a comienzos de 2022. Serán buques en la vanguardia tecnológica, buscando la mayor eficiencia en sus operaciones y reduciendo las emisiones de gases invernadero un mínimo del 30 %. Además, estarán preparados para la instalación de tecnología de cero emisiones.

Serán buques que servirán como naves nodrizas para los técnicos de turbinas eólicas a medida que realicen trabajos de puesta en marcha y mantenimiento en parques eólicos en alta mar. En ellos se podrán acomodar hasta 120 personas (97 técnicos y las 23 que formarán la tripulación).

Otra característica de estos barcos serán los sistemas antideslizamiento y de reducción del balanceo, que proporcionarán una plataforma de trabajo muy estable. También sobresale una gran pasarela que garantiza una conexión segura del buque a las turbinas incluso en condiciones del mar adversas.

«Østensjø Rederi está muy entusiasmado con este nuevo programa de construcción. Se espera un crecimiento significativo en el mercado eólico marino en las próximas décadas, y estamos seguros de que estos CSOV serán la herramienta óptima y preferida para nuestros clientes», señala el armador.

Los barcos tienen una estética similar a otros ya construidos por Gondán (los buques de operación de servicio, SOV), entregados en 2018, con su espectacular pasarela (hecha con grandes estructuras metálicas que en su día fueron trasladadas en camiones por el centro de Ribadeo) y un helipuerto. Pero los nuevos modelos son de mayor tamaño, más avanzados tecnológicamente y preparados para cero emisiones.

«Los cuatro barcos nuevos fortalecerán aún más nuestra posición en el mercado de la energía eólica marina», dice Kenneth Walland, CEO de Østensjø Rederi.

Serán buques en la vanguardia tecnológica, respetuosos con el medio ambiente, preparados para utilizar sistemas con el hidrógeno como fuente de energía, con cero emisiones sin reducir su operatividad

Comentarios

Gondán ultima el mayor contrato de su historia: cuatro buques para Noruega