Cantabria, Asturias y Castilla y León firmarán en 2020 un nuevo convenio de gestión del Parque Nacional de Picos de Europa para impulsar el «desarrollo sostenible» de los municipios y habitantes que residen dentro de este espacio, además de asegurar la conservación de sus recursos naturales.

Así lo han anunciado los presidentes de las tres comunidades autónomas con territorio en el Parque, Miguel Ángel Revilla (PRC), Adrián Barbón (PSOE) y Alfonso Fernández Mañueco (PP), en una rueda de prensa posterior a la reunión de la Comisión Gestora que han presidido este miércoles en Camaleño.

Adrián Barbón ha explicado que su postura se orienta a la defensa de los intereses del Principado y de los asturianos, que «son los mismos hoy que hace seis meses» en una materia como la financiación autonómica en la que su posición es «perfectamente compatible» con la de Cantabria y, también, de Castilla y León. De cara al nuevo modelo, ha advertido que se va a debatir si la población es «el eje fundamental» de la financiación o si tiene que haber otros elementos «correctores», como el gasto real en la prestación de los servicios.

«Los servicios públicos tienen una consideración diferente en determinados territorios que en otros», ha evidenciado el presidente asturiano, para apuntar que la dispersión de la población, el envejecimiento o la orografía incrementan el coste.

Se trata de aspectos «fundamentales» para el Principado, que está dispuesto a hacer una «alianza grande» en defensa de un modelo que tenga en cuenta el coste «real» de los servicios, al ser un factor «a tener en cuenta».

«Porque si la financiación va solo a la población, nos encontramos con que las comunidades autónomas, por ejemplo, que tienen que hacer frente al despoblamiento parten con una situación de perjuicio y prejuicio», ha avisado Barbón, que también cree que «nadie puede perder» respecto a las aportaciones del modelo actual y que constituyen «el punto de partida»; recogió Europa Press.

«Todo lo contrario», ha zanjado, antes de añadir sobre la presente financiación que las comunidades autónomas «estamos viendo, sinceramente, que es insuficiente», por lo que el Estado «tendrá que ampliar la tarta».

Tras destacar los resultados de la colaboración que mantienen las tres comunidades desde 2006, cuando se firmó el primer convenio de gestión conjunta, han coincidido en la buena sintonía que ha habido en la reunión pese a que los tres pertenecen a distintos partidos políticos.

Revilla ha explicado que el nuevo convenio servirá para «actualizar y modernizar» el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Nacional de Picos de Europa, incidiendo en cuestiones que ayuden a hacer compatible la conservación del espacio con que los habitantes de la zona desarrollen sus actividades, como la digitalización.

Todos ellos han coincidido en que el Parque es uno de los activos turísticos más importantes de las tres comunidades, que a juicio de Revilla tienen que llegar a acuerdos, «que sin duda» van a llegar, para avanzar más en usos, compatibilidades, desarrollo de quienes viven en el parque y en la conservación del espacio.

«Venimos con un talante los tres como si fuéramos del mismo partido, de un partido que defiende la convivencia de un espacio maravilloso que tenemos que preservar», ha subrayado, aludiendo, al igual que ha hecho el presidente asturiano, a que hay que trabajar junto a sus habitantes porque «son los mejores ecologistas».

Revilla ha agradecido su asistencia a esta reunión a ambos presidentes, y ha señalado que también invitó a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. «Pero no ha venido porque está en campaña electoral, me ha dicho», ha apuntado.

Por su parte, Fernández Mañueco ha apostado por dar al Parque un uso que sea compatible «con el siglo XXI», combinando la protección del medio ambiente con los usos tradicionales y turismo.

«Defender los intereses de lo propio es perfectamente compatible con defender un proyecto común por encima de siglas e ideologías», ha subrayado el presidente de la Junta de Castilla y León, quien ve un modelo de éxito en Picos de Europa por su compromiso «con la España interior, que se debe convertir en la España de las oportunidades».

El jefe del Ejecutivo asturiano ha apostado por que esta reunión entre presidentes, que no se celebraba desde 2006, tenga lugar una vez al año en el entorno de Picos de Europa.

«Somos una especie de luz en medio de la oscuridad que hay ahora en la política, que es esa incapacidad de acuerdos que nos lleva a una situación como la que estamos viviendo», ha destacado.

Barbón ha defendido que la gestión del Parque es el mejor ejemplo de la capacidad de generar de riqueza y atractivos e impulsar el turismo del noroeste peninsular, al que ha lamentado que a veces se le achaque falta de dinamismo.

Además, los presidentes de Cantabria, Asturias y Castilla y León han defendido una postura conjunta respecto a la situación del lobo, cuya población son partidarios de controlar para facilitar su convivencia con las personas y las labores agrícolas y ganaderas.

Revilla ha destacado la «incompatibilidad absoluta» que implica mantener una actividad agraria en estas zonas con la presencia masiva del lobo. «O una u otra», ha agregado.

Los presidentes de Asturias y Castilla y León se han sumado a su mensaje, apostando por la conservación de las especies, pero controlando su número para hacerlo compatible con las personas.

Al finalizar la rueda de prensa, Revilla ha mostrado la zona a los presidentes de Asturias y Castilla y León, deteniéndose en lugares como Mogrovejo o Cosgaya, donde hay una estatua en honor al Rey Pelayo. Finalmente, se han subido en el Teleférico de Fuente Dé y han compartido una comida; según informó EFE.

Comentarios

El pacto de Picos de Europa se renueva en 2020