El bloqueo político y el 10N dejan en el aire más de 2.000 millones de euros en Asturias

Estos son algunos temas pendientes que urgen resolver en el Principado

Obras en la variante de Pajares.Obras en la variante de Pajares
Obras en la variante de Pajares

El bloqueo político y la repetición electoral han dejado pendientes un puñado de temas vitales para el futuro de Asturias. Asuntos como la financiación autonómica, el estatuto de industrias electrointensivas, el desarrollo de las infraestructuras ferroviarias o la descarbonización no forman parte de las conversaciones de la ciudadanía, pero tienen una gran incidencia en las vidas de los asturianos. Estos son algunos temas pendientes que urgen resolver porque están en juego inversiones y fondos que superan los 2.000 millones de euros.

Traspaso y deuda de fondos millonarios

Asturias está a la espera de recibir un importante monto de fondos para sus arcas que no llegarán mientras no haya un gobierno central a pleno funcionamiento. Se trata de unos 200 millones de euros, de los que unos 75 corresponden a las mensualidades atrasadas del IVA y el resto (algo más de 120 millones de euros) a la parálisis de las entregas a cuenta. Además, el Estado adeuda 213 millones de euros de los fondos mineros según una sentencia firme por la supresión de los convenios por parte del Gobierno Rajoy. 

Tarifa eléctrica

El hecho de que el gobierno se encontrase en funciones le impidió poner en marcha de forma definitiva el Estatuto de la Industria Electrointensiva, destinado a rebajar el precio de la energía para las industrias, uno de los principales costes de producción. Maroto explicó que el borrador del texto está ultimado a la espera de que pudiera recibir aportaciones de otros agentes implicados «porque todo es susceptible de mejorar» pero que el único impedimento para su aprobación era que el Ejecutivo tuviera plenas competencias.

Descarbonización y desindustrialización

Otro de los principales problemas del sector secundario (que supone algo más del 20% de PIB de la economía asturiana) son los plazos y la forma en la que va a llevarse a cabo el proceso de descarbonización. De momento hay prometidos 600 millones en toda España, aunque sin más datos. De forma insistente a lo largo de la campaña autonómica, Barbón reiteró su demanda de que el Gobierno central impulse en Europa un arancel medioambiental que proteja a la industria del continente frente a la competencia desleal pero este horizonte también se complica por los muy revueltos tiempos internacionales, Brexit incluido y las guerras arancelarias decretadas por Donald Trump. En juego están cientos de millones de euros y miles de empleos.  

Fomento

La finalización de las infraestructuras pendientes es otra de las asignaturas pendientes en un rosario de inversiones muy elevadas que ascienden a 1.400 millones de euros. El AVE de Asturias a Madrid va cumpliendo los plazos: debería estar listo en 2021 y entonces comenzaría la circulación en pruebas, un proceso que puede durar meses. El ministro Ábalos anunció en su mandato en funciones la culminación del Plan de Vías en Gijón, con la supresión de la barrera ferroviaria con el metrotrén, la prolongación hasta Cabueñes (por una suma de 814 millones de euros), prolongar la A-63 hacia el suroccidente, construir el tercer carril de la autopista Y, completar los acceso a El Musel y el soterramiento de Langreo, buscar una solución a la Ronda Norte de Oviedo  y también a las vías que cruzan Avilés. A todo ello hay que añadir la no menos relevante inversión, en varios años, de hasta 600 millones de euros, para mejorar las cercanías ferroviarias en el Principado.

Financiación autonómica

Un tema crucial. Uno de los temores del Gobierno asturiano es que en acuerdos comunidad por comunidad se fijen pactos bilaterales en vez de fijar una reforma multilateral con la participación de todas las autonomías y en la que acabe por producirse un desequilibrio y una situación de desigualdad. Las diferencias sobre cómo debe ser el nuevo modelo de financiación autonómica no residen tanto en distintos criterios de los partidos como de los territorios. En Asturias, como en el noroeste en general, se quiere que se tengan en cuenta criterios como el del envejecimiento y dispersión de la población y se rechaza frontalmente que pueda llegar a introducirse el principio de ordinalidad, un límite a la solidaridad interterritorial que beneficiaría a las comunidades con mayor capacidad de recaudación. Es el que defienden comunidades socialistas como Valencia o Baleares, pero al que se oponen, también del mismo color, la propia Asturias o Aragón. Y el futuro gobierno deberá encontrar un difícil equilibrio.

Fábrica de Armas

El ayuntamiento y el Ministerio de Defensa se encuentran en negociaciones para el traspaso del codiciado espacio, aunque ahora están paralizadas. El anterior equipo de gobierno -Somos, PSOE e IU- quería comprar las instalaciones, pero el actual ejecutivo municipal -PP y Ciudadanos- ya ha mostrado públicamente su intención de hacer tabla rasa y empezar de nuevo el proceso. Entre sus planes está el alquiler, aunque Defensa acaba de dejar claro que ahora mismo esa opción no es viable. «En la actualidad, el arrendamiento no es posible por tratarse de un bien de dominio público» señalan desde el Ministerio. El futuro gobierno tendrá que desbloquear un asunto muy importante para el desarrollo urbanístico de la capital del Principado.

Comentarios

El bloqueo político y el 10N dejan en el aire más de 2.000 millones de euros en Asturias