Una funeraria envía por error el ataúd de un ovetense a Valladolid

Un familiar descubrió el error al levantar la tapa del féretro poco antes del funeral, con el coro, el párroco y los familiares en el templo

Imagen de un ataud
Imagen de un ataud

Redacción

Los vecinos del pueblo vallisoletano de Hornillos de Eresma vivieron algo insólito cuando estaban esperando en la iglesia de San Miguel Arcángel de la localidad para la celebración de una misa funeral que se tuvo que suspender porque no estaba el féretro: una funeraria de Oviedo se había confundido de ataúd y había enviado desde la capital de Asturias el cadáver de otro hombre.

Sucedió el fin de semana. Un hombre, vecino de este pequeño pueblo situado a 10 kilómetros de Olmedo, cayó enfermo hace dos años y se trasladó a Asturias para que le cuidase su hermano. Falleció el pasado viernes 8 de noviembre. Tras realizar todos los trámites con la funeraria, los restos mortales del hombre debían ser trasladados a Valladolid, donde quedaría instalada la capilla ardiente y posteriormente, se celebraría una misa funeral en su memoria y sería inhumado en el cementerio de la Hornillos de Eresma, según ha informado la COPE.

Entonces, un familiar levantó la tapa del ataúd y descubrió la confusión. El hombre al que estaban velando en el tanatorio de Olmedo no era su pariente, de 59 años, sino un hombre de avanzada edad. Sólo faltaba media hora para la celebración del oficio e incluso, amigos y vecinos del pueblo, el párroco, el coro y el organista estaban ya en la iglesia.

Ante tal situación, el funeral quedó pospuesto y los familiares del difunto llamaron a la funeraria de Oviedo que había cometido el error. Tras la confusión, los cadáveres fueron intercambiados y el funeral del vecino de Hornillos de Eresma pudo celebrarse este sábado.

Comentarios

Una funeraria envía por error el ataúd de un ovetense a Valladolid