De insumiso en la mili a insumiso electoral, así justifica no ser vocal en el 10N

Adolfo Fernández González alega ante el juez objección de conciencia y afronta una multa de más de 4.000 euros

Elecciones generales en España
Elecciones generales en España

El primer insumiso electoral de Asturias ha alegado objeción de conciencia ante el juez para justificar su incomparecencia como vocal en una mesa electoral en las elecciones autonómicas del pasado 26 de mayo, por la que afronta una multa de 4.320 euros por delito electoral.

El acusado, Adolfo Fernández González, ha explicado a Efe que se reafirma en los motivos políticos e ideológicos que había alegado ante la Junta Electoral de zona para justificar su incomparecencia a la mesa electoral.

Al término del juicio que se ha celebrado ante el Juzgado de lo Penal número 1 de Gijón, Fernández ha mantenido que no compareció de forma intencionada en la mesa electoral, ubicada en el Colegio de Jove de Gijón y a la que había sido convocado como vocal.

La Fiscalía ha mantenido su petición de multa de 4.320 euros, al considerar que no concurría causa legal justificada para eludir su obligación de formar parte de la mesa electoral y al tener conocimiento de las consecuencias que su incomparecencia le podrían acarrear.

Su abogada Beatriz González Álvarez ha pedido su libre absolución al sostener que la objeción de conciencia está recogida en diversos ámbitos y por tanto no debe ser punible penalmente.

Adolfo Fernández ya fue condenado en 1993 a dos años, cuatro meses y un día de cárcel tras declararse insumiso al servicio militar y en 1994 ingresó en la prisión de Asturias, donde cumplió una pena de 14 meses; según informó EFE.

Comentarios

De insumiso en la mili a insumiso electoral, así justifica no ser vocal en el 10N