Asturias investigará si el último cierre del Huerna fue justificado

Cofiño hablará con el Ministerio y con Aucalsa para evaluar la incidencia. La concesionaria dice que la nieve caída en poco tiempo es la mayor en diez años. Los transportistas piden soluciones para impedir que la región quede «absolutamente bloqueada»

Quitanieves en la autopista del Huerna
Quitanieves en la autopista del Huerna

El Gobierno regional investiga el cierre del peaje del Huerna tras las repetidas quejas de los profesionales del transporte. El consejero de Infraestructuras, Juan Manuel Cofiño, ha señalado en Gijón que pondrá en marcha una investigación para comprobar que lo ocurrido la pasada noche justifica un nuevo cierre en la autopista que comunica Asturias con la meseta. La concesionaria, Aucalsa, se ha apresurado a contestar: según la empresa, la nieve caída en muy breve espacio de tiempo supone la mayor cantidad de los últimos diez años. La patronal del transporte ha reclamado médios suficientes para que Asturias no quede «absolutamente bloqueada». El Huerna se ha reabierto esta mañana tras varias horas de tráfico interrumpido.

Cofiño ha señalado en Gijón que si bien en estos últimos años el peaje del Huerna ha tenido unos ratios de comportamiento en materia de cierres «muy razonables», habrá que ver si lo que ha ocurrido esta noche justifica este último cierre o no. Cofiño ha incidido en que la autopista del Huerna, como vía de montaña, está sujeta a estas incidencias, pero ha insistido en que habrá que evaluar si esta incidencia es tan relevante como para producir un corte o no, a lo que ha apuntado que se hablará con el Ministerio y la concesionaria del peaje del Huerna. En todo caso, ha considerado que el corte no debe extenderse «más allá de lo razonable», a lo que ha añadido que se verá el de esta noche si está justificado.

En cuanto al temporal, ha apuntado que se han producido las incidencias inherentes al invierno y Asturias, «nada novedoso», ha apostillado. Y si bien ha reconocido que ha habido daños, ha remarcado que «no son para alarmar». «Nada extraordinario», ha añadido. También ha animado a diferenciar, en cuanto a los daños, las infraestructuras ferroviarias, a lo que ha apuntado que en Feve cualquier incidencia, como es la caída de un árbol, dificulta su funcionamiento por las deficiencias que presenta y que se están intentando solventar.

La versión de la concesionaria

La concesionaria ha respondido con rapidez. Según la empresa, el temporal que ha azotado la cordillera en las últimas horas «supuso que la nieve caída en muy breve espacio de tiempo sobre el itinerario de la autopista del Huerna fuera la mayor de las acaecidas en los últimos 10 años». Aucalsa señala que pese «al máximo despliegue de medios mecánicos y humanos, obligó a restringir ya a las 19 horas de ayer el paso a determinados tipos de vehículos, salvo en pequeñas ventanas en las que el temporal amainaba».

La concesionaria apunta a que las restricciones fueron ya más prolongadas a partir de las 21.30 horas. Además un adelantamiento entre dos camiones en las proximidades de León, sobre las 23 horas, provoco la interrupción del tráfico y obligó a vaciar la autopista ante el peligro de que se pudieran producir retenciones, «una operación que se llevó a cabo en menos de 40 minutos».

Restablecido el tráfico con limitaciones a vehículos con neumáticos de invierno, a las 5 horas hubo que cerrar de nuevo al tráfico hasta las 08.30 horas de hoy, momento a partir del cual se ha ido restableciendo la normalidad de forma paulatina. En estos momentos es posible la circulación por la autopista para todo tipo de vehículos.

Los transportistas

El presidente de la patronal asturiana del transporte (Asetra), Ovidio de la Roza, ha señalado este viernes en Gijón que contra una climatología de estas características lo que hay que tener son los medios suficientes para que Asturias no quede «absolutamente bloqueada». Dicho esto, ha indicado que también entienden que hay momentos en los que las inclemencias del tiempo son superiores a los propios trabajos de despeje de la carretera. Sobre el cierre del Huerna, De la Roza ha añadido que vino mucha gente de fuera y está «atrapada». Ha señalado, en este sentido, que es una de las dificultades que Asturias tiene en comunicaciones

Ha destacado, eso sí, que desde la Jefatura de Tráfico se les está informando de la situación e incluso abriendo «ventanas» cada vez que puede. Una situación que se contrapone, aunque a mejor, con la de hace unos años cuando mantenían parados los camiones hasta que prácticamente estaba seca la carretera, según él.

Ha reconocido, además, que cuando se dan situaciones de inclemencias del tiempo como la que pasó, «son imponderables que es difícil superar». Dicho esto, ha indicado que están esperando a que las máquinas trabajen en el Huerna «al máximo que se pueda» y que hagan una «ventana lo suficientemente amplia» como para poder sacar todos los camiones de Asturias y que puedan entrar todos los que están retenidos en León; informó Europa Press.

Comentarios

Asturias investigará si el último cierre del Huerna fue justificado