Cascos niega que la crisis de Foro se deba a sus honorarios

El fundador del partido acusa la presidenta Carmen Moriyón de pretender convertirlo en una organización «asturianista»

El ex secretario general del PP Francisco Álvarez Cascos, durante su comparecencia ante la Comisión de Investigación sobre la supuesta financiación ilegal del PP.
El ex secretario general del PP Francisco Álvarez Cascos, durante su comparecencia ante la Comisión de Investigación sobre la supuesta financiación ilegal del PP.

El exvicepresidente de Foro y fundador del partido, Francisco Álvarez-Cascos, se ha defendido este lunes de las «injuriosas acusaciones» que a su juicio han difundido «miembros de la Comisión Directiva» del partido en redes sociales y medios de comunicación, sobre sus retribuciones económicas en el partido. Ha asegurado, en una nota remitida a los medios, que en junio de 2019 renunció «por voluntad propia» y «con carácter definitivo e irrevocable» a «toda» remuneración procedente de la formación política.

Álvarez-Cascos atribuye a la dirección del partido unos «memes» que circulan por las redes sociales y que aseguran que critica a la presidenta del partido, Carmen Moriyón, porque le «cerró el grifo» por el que percibía «1,3 millones de euros» anuales.

«Es la primera vez en toda mi larga trayectoria de presencia en órganos directivos de una fuerza política que aparece un nuevo estilo dialéctico por el que las discrepancias con las opiniones ajenas sobre temas básicos en un partido las contrarrestan estas personas y alguna más con acusaciones personales basadas en supuestos datos escandalosos referidos a cuestiones de régimen interno», ha aseverado. Estas acusaciones, ha agregado, solo «buscan confundir y distraer la atención de los ciudadanos sobre las cuestiones fundamentales».

Se trata, ha dicho, de una «operación innoble» que atribuye motivos económicos a las «profundas discrepancias» por las que renunció a su cargo como vicepresidente simplificando, exagerando, orquestando y creando un «debate ajeno para atacar al adversario en el plano personal para neutralizar sus opiniones».

No a un partido «asturianista»

Cascos ha reiterado los motivos que le han llevado a renunciar a la vicepresidenta, aspirando además a «recuperar la autonomía» como vocal del partido sin pedir «nada» ni buscar «cargos», a fin de continuar defendiendo «el mismo proyecto que nació en 2011».

Así, se ha opuesto a que Foro sea «muleta» del PSOE para «perpetuar el inmovilismo en Asturias», y ha defendido Foro como partido «asturiano, autonomista y constitucional», y no como «asturianista, regionalista o nacionalista».

Por otro lado, ha pedido un partido que cumpla con sus estatutos y no sea «un chiringuito más sin normas», defendiendo además que Foro es un partido que debe proponer «las mejores alternativas» para solucionar los problemas de Asturias y no «como un partido que se dedica a crearlos, como el intento de algunos de aprobar la oficialidad del asturiano».

Todo ello, ha dicho, debería estar encabezado por personas con credibilidad y que representen estos valores. «No parece razonable confiar en raperos la dirección y consolidación de un festival de cante jondo», ha apostillado.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Cascos niega que la crisis de Foro se deba a sus honorarios