Los diputados asturianos cobrarán un 2% más a partir de 2020

La Voz REDACCIÓN

ASTURIAS

Junta General del Principado de Asturias
Junta General del Principado de Asturias

Verán actualizadas sus nóminas el próximo año en la misma medida que el resto de trabajadores del sector público

20 nov 2019 . Actualizado a las 14:17 h.

Los diputados de la Junta General del Principado verán actualizadas sus nóminas el próximo año en la misma medida que el resto de trabajadores del sector público, en torno al 2,3 por ciento, mientras que los grupos parlamentarios verán congelada la asignación que reciben para su funcionamiento. La subida salarial se ha acordado en la junta de portavoces del parlamento asturiano con los votos a favor de socialistas, populares, IU y Foro, mientras que Podemos, Vox y Ciudadanos se opusieron. La congelación de las asignaciones fue apoyada por los mismos grupos mientras que la formación naranja se abstuvo y Vox planteó una rebaja del 20 por ciento, un diez por ciento menos que la propuesta por Podemos. Según la portavoz socialista, Dolores Carcedo, se ha decidido mantener el criterio de los últimos años y aplicar a los parlamentarios la misma subida que se determine la Ley de Presupuestos del Estado para el resto de trabajadores del sector público.

En principio, el plan presupuestario para 2020 que el Gobierno hizo llegar a Bruselas el pasado mes recogía una subida salarial del 2,3 por ciento para los empleados públicos -un 2 por ciento fijo y un 0,3 por ciento variable-. No obstante, en función de la evolución del PIB y del cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria, ese incremento podría elevarse hasta el 3,3 por ciento. Aunque el bloqueo político puede dejar en el aire que esta subida salarial se aplique en enero, en el momento en el que se aprueben las cuentas públicas del Estado y las del Principado podría encajarse la medida. Entre tanto se hará una estimación, aún no concretada, que se incluirá en el presupuesto del parlamento asturiano, cuentas que se incorporan y se aprueban de forma simultánea a la Ley de Presupuestos del Principado que el Gobierno de Adrián Barbón ha empezado a negociar esta misma semana.

Actualmente, el presidente de la Junta General, Marcelino Marcos, dispone de un sueldo mensual bruto que ronda los 5.000 euros, unos 500 euros más que el resto de miembros de la Mesa, mientras que un diputado con dedicación exclusiva se sitúa en torno a los 4.000 euros brutos al mes. La subida salarial contó también con el respaldo del PP, IU y Foro, mientras que Ciudadanos se abstuvo porque, según su portavoz, Laura Pérez Macho, consideran que la remuneración que mantienen los parlamentarios regionales «es adecuada» y que debe «contenerse el gasto». La portavoz de Podemos, Lorena Gil, se ha opuesto a que se adopte esta medida en tiempos de crisis y a que el incremento de las retribuciones, por tercera vez en un año, haya ido aparejada a una bajada de la carga de trabajo a la mitad, en referencia a que en esta legislatura ya no hay plenos semanales sino cada 15 días. Desde Vox, Ignacio Blanco, ha justificado su oposición al incremento en que los diputados ya están suficientemente bien pagados y al elevado coste que suponen para las arcas regionales ya que, según sus cálculos cada parlamentario regional cuesta al año 330.000 euros, entre los más altos del país.