Un consorcio de ArcelorMittal crea una habitación de hotel modular

La Voz REDACCIÓN

ASTURIAS

Vivienda modular con acero construida por Arcelor.Vivienda modular con acero construida por Arcelor
Vivienda modular con acero construida por Arcelor

Este espacio está equipado con las tecnologías y diseños más punteros y se puede fabricar en serie en una semana. Cuesta 1.000 euros por metro cuadrado y respeta los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU

05 dic 2019 . Actualizado a las 20:51 h.

Un consorcio liderado por ArcelorMittal ha creado una habitación de hotel modular, equipada con las tecnologías y diseños españoles más punteros, que se puede fabricar en serie en una semana, a razón de mil euros por metro cuadrado, y respeta los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU. «Este proyecto pone de relieve todas las virtudes de la industria española», como la «cohesión territorial» y la «capacidad de colaboración», ha defendido el secretario general de Industria, Raúl Blanco, que ha acudido este jueves a la presentación de Room 2030, un nombre inspirado en la agenda medioambiental de la ONU, que estos días celebra en Madrid la Cumbre mundial del Clima (COP25).

La habitación es en realidad un «laboratorio habitable» que se instalará en la Plaza Niemeyer de Avilés el 15 de enero y durante tres meses permitirá que los clientes del Hotel Palacio de Avilés que lo deseen duerman en ella para probarla, con el ánimo de que a partir de 2020 se instale en este establecimiento, que tiene previsto acometer una ambiciosa ampliación. Entre los aspectos curiosos de la habitación destaca que está pensada para fabricarse en cadena (lo que reduce riesgos de construcción en altura e impacto ambiental) e instalarse en un día, con lo que se pueden recortar tiempos hasta en un 50 %.

Además, está equipada con todo tipo de tecnologías que buscan la máxima eficiencia energética y confort para el usuario. «Ante todo queremos que la tecnología sea amigable (...). Que el cliente no se vuelva loco buscando el chorro del agua o tenga que llamar a recepción porque no sabe regular el aire acondicionado», ha explicado Carlos Antuña, propietario de un hotel que ocupa el Palacio del Marqués de Ferrera, del siglo XVII, según informa Efe.