El Principado sienta las bases de una carrera científica evaluable

El gobierno regional destinará en 2020 más de 4,3 millones a programas vinculados a incorporar personal a la investigación y la innovación

Borja Sánchez, consejero e Ciencia, Innovación y Universidad en la Investidura
Borja Sánchez, consejero e Ciencia, Innovación y Universidad en la Investidura

oviedo

El consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, se ha marcado como reto hacer de Asturias «un polo de innovación y creación de oportunidades» para investigadores y profesionales que se formen en Asturias, una política que recibirá más fondos de las cuentas regionales previstas para el próximo año.

Según señala el Gobierno asturiano, el proyecto de ley de Presupuestos del Principado para 2020 sienta las bases de la puesta en marcha, por primera vez en Asturias, de una carrera científica que permita incrementar los recursos humanos en investigación y, al mismo tiempo, potenciar la innovación empresarial. En un presupuesto que asciende a 4.757 millones de euros, la Consejería de Ciencia, Innovación y Universidad, de nueva creación, dispondrá de una partida de 185 millones de euros, de los que 149 irán destinados a la Universidad de Oviedo.

Más de 4,3 millones irán a programas vinculados a incorporar personal a la investigación y la innovación, partida presupuestaria que permitirá aumentar de 65 a 70 el número de ayudas predoctorales Severo Ochoa, realizar la convocatoria de becas postdoctorales Clarín, y potenciar el programa Jovellanos de ayudas para la incorporación y movilidad de titulados universitarios en actividades de investigación e innovación en empresas asturianas.

También servirá para complementar los programas nacionales Ramón y Cajal y Miguel Servet para intentar aumentar el número de beneficiarios y para impulsar los doctorados industriales para facilitar la incorporación de estos profesionales a la empresa. «Por primera vez vamos a poder atender de una forma integral todas las etapas de la formación de nuestros científicos y científicas, y del personal técnico», ha señalado el consejero, que ha destacado la puesta en marcha del programa de atracción y retención de talento Margarita Salas, cuyo objetivo es captar investigadores competitivos para Asturias.

El compromiso es lanzar la convocatoria en el año 2020, una vez definidos el número de contratos y perfiles siguiendo todos los pasos administrativos, con lo que los primeros beneficiarios de este programa podrían llegar en 2021, informa EFE.En cuanto al horizonte, la idea es que se pueda «cubrir toda la carrera del investigador, desde su incorporación hasta su jubilación», ha explicado el consejero, que ha incidido en que su objetivo pasa por «engranar la carrera científica con la innovación en Asturias» y por situar a la universidad como núcleo de esta política.

Comentarios

El Principado sienta las bases de una carrera científica evaluable