La cena de Nochebuena más cara en años: el pescado está por las nubes

La carne, por el contrario, se convierte en la opción más barata en la cesta de la compra para las copiosas comidas y cenas navideñas

Pescadería de El Fontán

Redacción

Si ha sido usted de los que han optado por dejar las compras navideñas para última hora, y es amante del pescado, no es su día de suerte. A apenas unas horas de la primera de tantas comidas que nos esperan en estas fechas los supermercados se llenan de gente en busca de la ganga, y no será precisamente en la pescadería donde la encuentre. Y es que estamos ante los precios más altos de los últimos años en cuanto a productos marinos, provocando una subida estratosférica de las cestas de última hora. Bien es cierto que durante estos últimos meses el pescado no está precisamente barato, ya que por las condiciones climatológicas su pesca no está siendo sencilla, pero durante el último mes, con las navidades a la vuelta de la esquina, los precios se han disparado.

Hace apenas un mes, el kilo de besugo se vendía a 21 euros el kilo, mientras que a pocas horas de la nochebuena, el precio asciende a los 98 euros el kilo. Una diferencia considerable de 77 euros que casi cuadruplica el precio que este pescado tiene el resto del año. Esto contrarresta mucho con lo que nos encontrábamos el pasado año en los supermercados, donde el precio que el besugo alcanzó en navidad fue de 19,90 euros el kilo, incluso inferior a lo que marca el resto del año la etiqueta de este pescado blanco. Le sigue de cerca el pixín, que ha subido nada más y nada menos que 50 euros para estas fiestas. Su precio suele ser de 21 euros el kilo y para estas fechas ha ascendido a los 77 euros el kilo. Como sucede con el besugo, durante el pasado año el pixín suponía una de las opciones más económicas para estas fiestas, con un precio de 16,95 euros el kilo.

Y es que, si en 2018 la merluza y la lubina eran las opciones más caras, este año sucede todo lo contrario y se le da la vuelta a la lista. Este 2019 podemos encontrar la merluza por 43 euros el kilo a escasas horas de la nochebuena, mientras que hace un mes se ofertaba por 21,95 euros el kilo. Dobla su precio, pero sigue siendo una opción mucho más económica que el besugo o el pixin para quienes hayan decidido dejarlo para última hora. Pero si lo que se busca es un pescado de calidad, y rascarse lo justo el bolsillo, la opción más clara es la lubina. Podemos encontrar una lubina imperial a 27,95 euros el kilo, o una con denominación de origen «de nuestros mares», es decir, producto español, podemos encontrarla también por 14,95 euros el kilo. A pesar de que por estas fechas suben sus precios 10 y 5 euros respectivamente, siguen siendo la opción más económica.

Los mariscos y crustáceos frescos también sufren la inflación por estas fiestas. El kilo de almejas, que hace un mes se vendía a 19,95 euros, se encuentra ahora a 62 euros, provocando así una subida de 42 euros el kilo. Algo similar sucede con los percebes, que han subido 25 euros el kilo, pasando de los 34,90 euros de hace un mes a los 59,90 euros actuales. El langostino fresco, que podía encontrarse por 9,50 euros el kilo en noviembre, se sitúa a finales de diciembre en 29,99 euros el kilo, con más de 20 euros de diferencia. Una opción más económica pueden ser los congelados, aunque estos también han sufrido una pequeña inflación de cerca de 5 euros, pasando de los 11,20 euros que costaba una caja de 800 gramos de langostinos congelados a los 15,99 euros actuales. Menos cambios han sufrido las gambas o el gambón. Las primeras se venden por 30 euros el kilo, apenas 5,5 euros más caras para estas fiestas, y el gambón mantiene su precio de 9,95 euros el kilo. Los centollos y las nécoras también han subido ligeramente sus precios. Un amante del marisco podrá disfrutar de un centollo fresco por 29,95 euros el kilo, cuando hace un mes podría haberlo encontrado 10 euros más barato. Si por el contrario se decanta por la nécora, el precio ha variado menos de 5 euros, pasando de los 19,99 a los 24,95 euros.

La carne se ofrece como «salvación»

Y si hemos esperado hasta última hora, y el desembolso del pescado no es una opción, siempre nos quedará la carne. Las más clásicas, como el cordero o el cabrito, han incluso bajado su precio de cara a estas fechas. Podemos encontrar una pieza de cordero por 12,95 euros el kilo, suponiendo una bajada de 2 euros con respecto a su precio hace un mes, y el cabrito se vende por 17,95 euros el kilo, mientras que su precio fue de 18,80 euros durante noviembre. Otras opciones más exquisitas, aunque también más caras, son el solomillo, que se sitúa en 46,95 euros el kilo, o el pitu caleya, a 50 euros el kilo.

Pero si hay un producto que no varía ni un céntimo, es el jamón. Dentro de este terreno podemos encontrarnos una infinidad de opciones, desde un 5 jotas por 350 euros, hasta versiones más económicas por 129 euros. Además, es común encontrar las clásicas ofertas que combinan jamón con otros productos. Por ejemplo, una pieza de jamón de bellota con un regalo a elegir entre una caña de lomo de bellota, un queso curado de oveja, o  media caña de lomo y medio queso de oveja, por 399 euros. Sin embargo, para los paladares exquisitos pero con presupuestos más ajustados, pueden encontrarse packs de jamón 5 jotas a 27,50 euros (80 gramos), jamón de bellota por 20 euros (120 gramos) o jamón ibérico por 7,95 euros (110 gramos).

Los bocados más dulces se adaptan a todos los bolsillos

No hay nada más típico de navidad que los dulces que nos acompañan tras las copiosas comidas. Tras todos los platos que desfilan sobre la mesa, no hay quien se resista a un trozo de turrón o a un mazapán, y estos están presentes en cada casa. En cuanto a los turrones, podemos encontrar desde tabletas de marca blanca por 2 euros, hasta una tableta de turrón Valor, envasada en caja de madera, por 20 euros. Entremedias, encontramos una amplia variedad, como las bandejas de surtidos de Delaviuda por 8,65 euros, o sus tabletas de 4,50 euros, los turrones 1880 por precios entre los 5 y los 7 euros, o los clásicos de El Almendro, a 5,50 euros. Con los polvorones pasa un tanto de lo mismo, desde los 5 euros del pack de Delaviuda, hasta os 2,46 euros de los polvorones de El Lobo. Cuando hablamos de estos productos, es común encontrarse con los cásicos 3x2, o la segunda unidad al 50% de descuento, que anima al comprador a no llevarse solo un pack de estos dulces.  

No podemos olvidarnos de los bombones, que cada año están más presentes en nuestras bandejas de dulces, aunque no sean precisamente económicos. Un surtido de 44 bombones de Nestle Caja Roja se puede encontrar por 16,49 euros, un precio que no varía a lo largo del año. Lo mismo sucede con el surtido de 200 gramos bombones Valor, a 4,75 euros.  Sin embargo, otras marcas realizan ofertas de cara a estas fechas. Es el caso de los famosos Ferrero Rocher, cuyo mayor pack, que contiene 42 bombones, marca un precio de 16,99 euros durante todo el año. Actualmente, podemos encontrarnos con una oferta que nos ofrece la segunda unidad al 50%. El estuche de bombones Lindt de Lindor, cuyo mayor pack contiene 200 gramos y se vende por 8,99 euros al año, pero para diciembre su precio asciende a 14,49 euros. Eso si, la segunda unidad te la llevas por el 50%.

Las bebidas también vienen con oferta

Durante la cena una buena copa de vino siempre es un buen acompañante, y una copa de sidra, cava o champán para brindar no pueden faltar. En este ámbito los precios varían poco con respecto al resto del año, pero es común encontrarse con ofertas que el consumidor aprovecha para llevarse más botellas y ahorrarse unos euros. Por ejemplo, los amantes de un buen rioja se pueden encontrar dos botellas de Marqués de Cáceres por 18 euros, o tres por 22, o una caja de seis botellas de Monte Real por 150 euros. Un Marqués de Riscal puede encontrarse por 14,40 euros, o un Beronia por 7,55 euros la botella. Para quienes prefieran vino blanco, un Mar de Frades, con denominación de origen Rías Baixas, y ganador del Albariño Atlántico de 2018, se vende por 14,95 euros la botella, o un Blume por 5,39 euros, con la segunda unidad disponible con el 70% de descuento. Sin embargo, para quien se decante por un rosado también dispone de varias opciones. Desde un Francis Coppola por 25,25 euros la botella, o un Viuda Negra por 10,50 euros, a un Gran Feudo por 3,29 euros o el clásico Lambrusco por 4,99 euros.

Para los brindis con sidra, El Gaitero ofrece todas sus variedades por menos de 3 euros la botella. Desde los 2,50 euros de la clásica, pasando por los 2,05 de la sidra sin alcohol, a los 1,90 euros de la variante semiseca. Para aquellos que prefieran la opción del cava, el Anna de Codorniu se vende a 9,13 euros la botella, o el Freixenet por 8,95 euros. Sin embargo, para aquellos paladares más finos que opten por el champán, pueden desembolsar desde los 159 euros que cuesta un Don Perignon, hasta los 40 euros de un Veuve Clicquol, pasando por los 47,79 euros que cuesta una botella de 75 centilitros de Moët Chandon.

Comentarios

La cena de Nochebuena más cara en años: el pescado está por las nubes