Asturias aguarda la llegada del frío y la nieve

Las mínimas se situarán por debajo de los 0 grados en varios concejos y la cota de nieve descenderá hasta los 500 metros

La estación de esquí de Pajares (Asturias) cubierta por la nieve.
La estación de esquí de Pajares (Asturias) cubierta por la nieve.

Oviedo

Vuelven el frío y la nieve a Asturias. Después de varias semanas de estabilidad, el invierno mostrará su cara más dura en la región, con un desplome de las temperaturas y un descenso en la cota de nieve, que se situará en 500 metros en algunos concejos en el inicio de la próxima semana. La previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) es que el cambio comience a producirse a partir de jueves y que lo peor llegue el lunes.

Las lluvias entrarán el jueves desde Galicia y, poco a poco, se irán extendiendo por el resto de la región. Según Aemet serán débiles y se generalizarán a partir del mediodía. Las primeras nieves comenzarán a registrarse en los puntos más altos, ya que la cota bajará de los 2.000 a los 1.4000 metros. La bajada de las temperaturas comenzará a notarse en el suroccidente. Además, las rachas de viento del sur serán muy fuertes en el suroeste y en la cordillera.

El viernes seguirá bajando la cota de nieva hasta situarse en 800 metros. Las mínimas también seguirán cayendo y rozarán los 0 grados en puntos como Cangas del Narcea. Las máximas no superaran los 11 grados en Asturias, al menos según la Aemet. Con todo, y aunque no se espera que las lluvias no sean muy fuertes, seguirá nevando a 1.000 metros durante todo el fin de semana.

Lo peor se espera para el lunes con temperaturas bajo cero en concejos como Degaña o Cangas del Narcea y, según Aemet, nieve a 500 metros en la mayoría de los municipios. Por ejemplo, en Oviedo los termómetros se moverán entre los 3 y los 6 grados; en Gijón entre los 4 y los 10 y en Mieres entre los 2 y los 6. Las predicciones a tan largo plazo pueden sufrir cambios, pero para el martes se espera una jornada similar a la del lunes.

Comentarios

Asturias aguarda la llegada del frío y la nieve