Pedro Leal no renunciará al escaño a pesar el expediente abierto por el partido

El diputado de Foro, afín a Francisco Álvarez-Cascos, carga contra la dirección de Moriyón a la que acusa de «traicionar a los asturianos»

Pedro Leal
Pedro Leal

El diputado regional de Foro Pedro Leal, que se enfrenta a la expulsión del partido por una serie de faltas graves y muy graves del que la acusa la presidenta de la formación, Carmen Moriyón, se ha mostrado dispuesto a continuar con su trabajo en el parlamento regional, aunque salga adelante el expediente disciplinario que se le ha abierto.

Aunque ha evitado pronunciarse explícitamente sobre esta cuestión, sí que ha señalado que él no se ha movido nunca ni un ápice del programa electoral del partido ni físicamente del escaño que ocupa en la Junta General del Principado en defensa de Foro, «que no es el Foro de Moriyón».

«Si no me he movido todos estos años, desde 2011, y sigo con lo que ha defendido todos estos años, y con lo que me corresponde defender porque es mi obligación (...) no tengo más que añadir», ha señalado el diputado de Foro en una rueda de prensa en la que ha incidido en que «está muy tranquilo frente al rencor» que se apreció ayer al darse a conocer su expediente disciplinario.

Leal ha acusado a la presidenta del partido, que ayer solicitó la apertura de un expediente para su expulsión, de permanecer en «flagrante y continuado incumplimiento estatutario» y de «traicionar a los asturianos» por obstaculizar la aplicación del programa electoral dela formación, a la vez de haberse convertido en «juez y parte» al proponer el expediente y a la vez su expulsión.

En rueda de prensa, Pedro Leal ha afirmado que tanto Moriyón como la actual Comisión Directiva están «desligitimadas para adoptar decisiones» después de que se hayan apartado «del camino de Foro para auspiciar aventuras políticas», mientras que él sigue «en el mismo sitio» que en anteriores legislaturas defendiendo «el verdadero espíritu» del partido.

Leal ha acusado a Moriyón de haber incumplido los estatutos del partido al renunciar a su acta de diputada para mantenerse como presidenta «sin trabajar por Foro» y posteriormente expulsar «a tres legítimos miembros de la Comisión Directiva» para nombrar a otros siete con la intención de «modificar el régimen de mayorías que no le era favorable».

El diputado, alineado con el fundador de Foro, Francisco Álvarez Cascos, y enfrentado a su compañero de grupo y secretario general del partido, Adrián Pumares, ha dicho que «Moriyón y sus partidarios carecen de autoridad moral para desacreditar el trabajo institucional de nadie porque la vagocracia no cabe» en la formación «ni tampoco los intercambios interesados de votos con el PSOE».

Leal se refería así a la decisión de la Comisión Directiva de dar paso a los presupuestos del Principado para 2020, una postura de la que se desmarcó para votar en contra.

Moriyón justificó ayer la apertura del expediente al subrayar que Leal lleva meses «boicoteando permanentemente el funcionamiento del partido sin importarle a quién se lleva por delante», porque desobedeció «de forma descarada» el voto decidido por la dirección del partido de apoyo a los presupuestos regionales elaborados por el Ejecutivo de Barbón y por «los insultos que vierte» contra Pumares aprovechándose de su posición institucional.

Para Moriyón, el diputado ha llegado ya al límite «en el boicot permanente a la dirección», por lo que dijo que no está dispuesta a que Leal siga utilizando el partido para «aliviar las tremendas frustraciones» de alguien que nunca ha formado parte de una lista «y que solo ha ocupado cargos porque los abandonaron otros».

Leal ha respondido hoy recordado que, «según el diccionario de la RAE, boicot es obstaculizar el desarrollo de algo, exactamente lo que hace Moriyón y sus acólitos con los principios estatutarios y el programa de Foro. El único boicot acreditado es el de quienes retiran en la Junta General la labor parlamentaria de los que trabajamos al servicio de los asturianos y de Foro», ha concluido Leal, que ha rechazado también que él sea el responsable de la deuda de Foro o de haber bloqueado el pago a proveedores, como denunció Moriyón.

De hecho, ha hecho público un acta notarial fechada el 1 de octubre de 2018, un día después de que asumiese de forma transitoria la presidencia del partido tras la marcha de Cristina Coto, que certifica que el partido contaba con un saldo positivo de más de 184.000 euros en varias cuentas.

En su opinión la mayoría de militantes siguen sin comprender la deriva política del Foro de Moriyón, «para ser muleta del PSOE» y que va en contra de las líneas programáticas del partido.

Comentarios

Pedro Leal no renunciará al escaño a pesar el expediente abierto por el partido