Redacción

Por segundo año consecutivo Charly López ha sido el encargado de congelar los momentos más relevantes del Dakar 2020 a través de la fotografía. El de Pola de Siero ha sido de nuevo el fotógrafo oficial de la competición y su participación no ha podido ser mejor. Desde hace diez años la organización ha decidido premiar a uno de los cientos fotógrafos que viajan etapa tras etapa tras la imagen perfecta a través el galardón «Émile Poucan», bautizado de esta forma en honor a la responsable de prensa del Dakar hasta 2010. Ese año falleció tras sufrir un accidente de avión cuando regresaba de Sudáfrica, el día de su 32 cumpleaños. En esta ocasión ha sido López el elegido con tal distinción, y se ha convertido en el primer español que gana el concurso.

El asturiano ha entrado en la élite de la fotografía de esta competición con una imagen que corresponde a la novena etapa y que capturó desde el aire. Su trabajo diario dentro del Dakar consiste en jornadas de entre 10 y 11 horas de helicóptero todos los días, junto con un piloto, un médico y el director de carrera. «Es un sitio único desde donde seguir el rally, aunque es cansado volar tantas horas y fotografiar con el helicóptero en marcha», asegura López. En esta ocasión, al poleso le pareció un lugar óptimo para capturar la esencia del Dakar, por lo que pidió al piloto parar para hacer la instantánea. Y a pesar de lo impresionante que pueda parecer, López cree que esta no era la opción más segura para presentarse al concurso.

«Para mi tengo fotos mejores. El plazo para presentar fotos al concurso cierra dos días antes de que finalice el Dakar, y el penúltimo hice unas fotos al amanecer que me parecen la leche. Técnicamente considero que son mejores que la que ha ganado, pero ya no pude participar con ellas, aunque lo intenté. Lo más curioso es que, de las dos que podemos presentar cada fotógrafo, una la tenía clara, y para la segunda dudaba de entre diez. Otros tres compañeros me convencieron para que presentara esta como segunda opción y ha resultado ser la ganadora», cuenta el asturiano.

;
El fotógrafo poleso Charly López trabajando durante el Dakar 2020 El fotógrafo asturiano Charly López fue fotógrafo oficial del Dakar durante su edición de 2020. Su jornada habitual se basaba en fotografiar desde el aire, durante 10 u 11 horas al día, cada momento de la competición.

Charly López puede considerarse un auténtico vencedor del Dakar 2020, y es que fue precisamente en el mismo pódium en el que Carlos Sainz se coronó como rey del desierto en el que él recibió su distinción. «Como fotógrafo oficial tengo que estar sí o sí en el pódium cuando entregan los trofeos, y me recordaron que tenía que estar ahí. Cuando les dije que lo sabía, me dijeron «no, es que tú también tienes que subir», y no me lo podía creer», explica López. Así se ha transformado no solo en el primer español en llevarse este premio, sino en uno de los más «precoces». Y es que hay otros a los que les ha llevado toda una vida conseguir esta distinción, como es el caso del francés Eric Vargiolu, que ha participado como fotógrafo en las 42º ediciones que se llevan celebrando, y ha sido premiado en una sola ocasión, en el Dakar 2018.  

Con esta distinción el fotógrafo de Pola de Siero espera conseguir posicionarse dentro del mundo de la fotografía internacional. «Me lo tomo como un reconocimiento. Me sitúa en el mapa y me da relevancia internacional, así como una forma de hacerme un hueco entre los fotógrafos que cubren el Dakar. Este año, al ser el segundo consecutivo, he notado que al menos ya me conocían, y espero que esto me sirva para continuar creciendo». Y es que poco a poco López se va ganando un puesto en el rally más duro del mundo, y del que ha conocido dos ediciones totalmente diferentes, al celebrarse esta edición en Arabia Saudí y la anterior en Perú.

«Tras diez años en Sudamérica el contraste ha sido brutal. Se nota la diferencia social, a poco que convives con la gente local notas que por desgracia es una sociedad estancada en el pasado, y se nota muchísimo. Espero que con la organización de todos estos eventos deportivos se logre un cambio a medio o largo plazo. Creo que son cinco los años que tienen firmados en Arabia y que el cambio está llegando. Por ejemplo, una chica de allí tiene proyecto para participar en el Dakar 2021, y eso era impensable hace un par de años, cuando no podían ni plantearse conducir», explica el poleso.

En cuanto al Dakar 2021, ¿Charly López volverá al desierto? Todo apunta a que siga siendo así. «No tengo nada firmado, pero tanto en Perú como este año se me informó que estaban contentos con mi trabajo, y lo normal sería que siguiesen contando conmigo. Ese sería el mayor premio, ya que es uno de los eventos más importantes del mundo deportivo, y con lo que ello conlleva a cualquier fotógrafo nos interesa bastante», explica el fotógrafo. Lo que sí que tiene claro es que, de tener la opción de regresar, no cambia el helicóptero por nada. «Te da una visión especial que el resto de tus compañeros no pueden disfrutar a diario. A veces si pienso que hacer una etapa en coche, aunque sea más pesado y tan sólo puedas escoger un punto de referencia, que puedas ir en coche por el desierto, estancarte y tener que empujar el coche, o llegar lleno de arena al campamento, sería vivir la experiencia Dakar más real. Pero lo dejaría solo para algún día suelto», asegura.

Comentarios

Charly López, el asturiano que sí «ganó» el Dakar