¿Qué mínimo necesita ahorrar un asturiano para comprar casa?

Una familia media debe invertir casi dos veces su renta anual para hacer frente al importe de la entrada

Inmobiliaria de Os Castros con anuncios de pisos
Inmobiliaria de Os Castros con anuncios de pisos

El mercado inmobiliario español sigue moviéndose en aguas turbulentas. La burbuja del alquiler continúa dando que hablar y, ante esta situación, cada vez son más los que optan por dar el paso y convertirse en propietarios. Pero para comprar una vivienda no solo vale con tomar la decisión. Antes de lanzarse hay que sacar la calculadora. «Los ahorros, o más concretamente la falta de ellos, son el principal escollo que se encuentran los españoles a la hora de afrontar la adquisición de una casa», aseguran los expertos del portal especializado Idealista.

Según un reciente estudio de esta plataforma, los españoles deberían destinar de media un tope de 829 euros al mes al pago de la hipoteca. Y es que, teniendo en cuenta los 28.417 euros anuales que el Instituto Nacional de Estadística (INE) establece como la renta media por hogar en España, los ciudadanos patrios podrían aspirar a hacerse con una vivienda de hasta 252.819 euros. Ese es el coste máximo de la casa que puede permitirse un español que no quiera comprometer su economía personal.

Aunque, a la vista del precio medio de la vivienda, el esfuerzo económico acaba siendo algo menor. De acuerdo con las cifras que manejan los expertos de Idealista, el coste promedio de una casa en España ronda los 213.100 euros. De esta forma, una familia con la renta media que establece el INE podría comprar una vivienda «sin problemas». Siempre que cuente, eso sí, con unos ahorros mínimos de 60.000 euros (59.680, para ser más exactos).

Y precisamente esa hucha es el problema que arrastran la gran mayoría de los ciudadanos. Con la calculadora en la mano, este estudio afirma que, para poder enfrentarse a tamaño desembolso, una familia media tendría que reunir 2,1 veces su renta anual. Y de manera íntegra.

El caso de Asturias no desentona con el del conjunto de España. Según el estudio, los ingresos medios de los ciudadanos de la comunidad ascienden a 27.069 euros anuales. Así que lo aconsejable es destinar, como máximo, 800 euros al pago de la hipoteca.

Con este límite, la vivienda más cara a la que pueden acceder sin comprometer las cuentas familiares sería de 246.110 euros, para lo que tendrían que poner sobre la mesa unos ahorros de 73.900 euros. Una vez más, el esfuerzo económico se reduce notablemente cuando se analiza el precio medio de la vivienda en suelo asturiano. Según Idealista, los pisos de la comunidad cuestan, de promedio, 143.341 euros. Si los asturianos están dispuestos a adaptarse a una casa con estas características, el ahorro que tendrían que aportar bajaría hasta 40.000 euros, un desembolso equivalente a 1,5 veces su renta anual.

La renta no alcanza

Los de Baleares son los que lo tienen más difícil. En las islas se da la mayor diferencia entre la renta disponible y los 479.200 euros que cuesta la vivienda. El salario de estos ciudadanos solo llegaría para comprar una casa de 302.529 euros.

¿A qué otros gastos hay que hacer frente?

Hace ya un tiempo que las hipotecas al 100 % desaparecieron por completo del mapa. La realidad actual es bien diferente. A día de hoy, los bancos conceden de media hasta un 80 % del precio del inmueble. Así que, por lo pronto, es necesario tener ahorrado como mínimo el 20 % del coste total de la casa. Pero no es el único dinero que hay que tener en cartera. Dicen los expertos que a esta cantidad hay que sumar otro 15 % adicional con el que poder hacer frente a una retahíla de pagos e impuestos que vienen de la mano de la compraventa de una vivienda. Estudios a parte, la cuenta es clara. Los duchos en la materia recomiendan tener ahorrado, como mínimo el 35 % del valor total del inmueble. Estos son los principales gastos que traen de la mano la compra de una vivienda.

Gastos de escrituración de la hipoteca

Tasación. Según explican los expertos de Adicae, los gastos de escrituración de la hipoteca son los que se generan por la formalización de la escritura del préstamo hipotecario y su posterior inscripción. El primero de los gastos que entran dentro de esta partida es el de tasación, el coste de tasar la vivienda que hay que abonar antes de firmar el contrato. «Puede variar según la agencia tasadora, aunque normalmente es de entre 100 y 300 euros».

Aranceles notariales. Es lo que nos cobra el notario por la elaboración de la escritura de la hipoteca. Según explican desde Adicae, los honorarios de estos profesionales están regulados y pueden variar según el capital prestado: «Por norma general, oscilan entre el 0,2 y el 0,5 % de la responsabilidad hipotecaria».

Aranceles registrales. Lo que cuesta inscribir la escritura en el Registro de la Propiedad. Este gasto también está regulado y suele ser de entre el 0,1 y el 0,3 % de la responsabilidad hipotecaria.

Honorarios de la gestoría. Aseguran desde Adicae que para calcular los gastos de compraventa y escrituración también hay que considerar lo que nos cobrará la agencia gestora: «En general, las tarifas de las gestorías tienen un coste de entre 200 y 400 euros».

Impuesto sobre actos jurídicos documentados (IAJD). Este tributo es autonómico y puede gravar entre el 0 y el 1,5 % de la responsabilidad hipotecaria.

Aranceles notariales. Los simuladores de gastos hipotecarios también tienen en cuenta el coste de escriturar la nueva titularidad del inmueble adquirido y su posterior inscripción en el Registro, así como los impuestos asociados. Los primeros son los aranceles notariales que se llevarán un pellizco de entre el 0,2 y el 0,5 % de la transacción.

Aranceles registrales. Ascenderán a entre un 0,1 y un 0,3 % del valor de la compraventa.

Honorarios de la gestoría. Dentro de la tarifa de la gestoría también entra el precio de inscribir tanto la hipoteca como la propiedad.

Impuestos. Si la vivienda es de nueva construcción, habrá que pagar el IVA (un 10 % de la transacción) más el IAJD (entre el 0 y el 1,5 %). En cambio, si es de segunda mano, el tributo que habrá que aplicar será el impuesto sobre transmisiones patrimoniales o ITP, que se sitúa entre el 7 y el 10 % según la comunidad autónoma.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

¿Qué mínimo necesita ahorrar un asturiano para comprar casa?