La provisionalidad marca el comienzo del año en la política asturiana

ASTURIAS

PACO RODRÍGUEZ

Cuatro de los siete partidos con presencia en la Junta General se encuentran inmersos en procesos congresuales o direcciones interinas

27 ene 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El año nuevo arrancó con la formación de un gobierno en coalición que permite pensar, al menos a medio plazo, en un horizonte sin elecciones en el ámbito nacional. Con los ejecutivos autonómicos ya formados desde el verano, con los gabinetes de ambos niveles de la administración en plenas funciones, todo parecería apuntar a un cierto grado de estabilidad política.

Sin embargo, al menos en Asturias, buena parte de las formaciones con representación en la cámara autonómica se encuentran inmersos o bien en procesos congresuales, en situaciones de interinidad prolongada en sus órganos directivos o, incluso, en graves crisis internas. De los siete grupos parlamentarios en la Junta General, sólo PSOE, Podemos y Vox han comenzado 2020 con una previsión de solidez y tranquilidad interna de cara a los próximos meses. 

Hacia la refundación de IU

De forma inmediata, el partido que va a determinar más pronto su nuevo modelo de organización es Izquierda Unida de Asturias. La coalición tiene marcado en el calendario los días 31 de enero y 1 de febrero para la celebración de la asamblea en la que elegirá a su Coordinadora, el órgano colegiado de dirección. Tras un último año muy convulso, marcado por la marcha de su anterior portavoz parlamentario la pasada legislatura, Gaspar Llamazares, la renuncia de su anterior coordinador, Ramón Argüelles, tras perder las primarias a candidato autonómico, y constantes e intermitentes choques con la dirección federal, IU de Asturias afronta este proceso con vistas a elegir un nuevo líder en un momento muy delicado para la coalición tras los malos resultados de mayo que le dejaron con dos escaños en la Junta General. La tensión interna aún se prolonga dado que el sector crítico (partidario de la integración con Podemos) ha tratado de impugnar la asamblea reclamando que se decida por voto directo de los militantes. Sin embargo, la Federal no ha estimado esta demanda y las fechas previstas para la asamblea se mantienen. Sí se decidirá por una consulta de todos los afiiados a la figura del nuevo coordinador, en una convocatoria que se celebrará a mediados de febrero, y para la que se barajan nombres como los del diputado Ovidio Zapico; el del alcalde de Morcín, Maximino García, y el Juan Ponte, número dos en la lista común con Podemos en las elecciones generales y que representaría al sector crítico. Con toido ninguno de ellos lo ha anunciado de forma oficial y las corrientes internas están a la espera de medir sus fuerzas en la asamblea previa.