Un nuevo cine entre Ribadeo y Avilés

Quince años después de cerrar, el Fantasio de Navia volverá a abrir sus puertas el próximo 14 de febrero


navia / la voz

Era 1944 cuando el Fantasio de Navia proyectaba su primera película. Durante más de seis décadas fue uno de los puntos de reunión de los vecinos del Occidente asturiano, hasta que la crisis llevó al cierre la instalación en 2014.

Fue el último cine comercial en cerrar sus puertas en la comarca, lo que obliga en la actualidad a los vecinos a desplazarse a Ribadeo o Avilés para asistir a estrenos cinematográficos. Todo ello cambiará a partir del próximo 14 de febrero, que es cuando está prevista la reinauguración del Fantasio.

El Ayuntamiento de Navia ha invertido más de un millón y medio de euros para comprar, remodelar y equipar un edificio que hará las veces de auditorio y de cine comercial. Ha contando con la colaboración económica de algunas empresas, singularmente de Reny Picot.

Se ha instalado un moderno proyector de más de 80.000 euros que posibilitará devolver a la instalación su antigua función. El consistorio ya ha contactado con una empresa especializada en proyecciones comerciales de cine para que se encargue de ello durante los primeros meses, hasta que el servicio se saque a licitación. El Fantasio cuenta con cuatrocientas localidades y los más modernos sistemas de proyección, iluminación y seguridad. Se ha intentado mantener la estética del edificio, manteniendo la taquilla original y dotando el lugar de baños adaptados para personas minusválidas e, incluso, un espacio para la venta de palomitas.

Estos días se dan los últimos retoques al edificio de cara a su esperado reestreno. Además de la gestión del cine, que se privatizará, el inmueble se usará como auditorio, para representaciones teatrales, musicales, actos institucionales, entregas de premios, etcétera. De hecho, se inaugurará con una actuación de la Orquesta Sinfónica del Principado.

Comentarios

Un nuevo cine entre Ribadeo y Avilés