Ruptura en la patronal: Feito despide de la cúpula de FADE a la Cámara de Comercio de Oviedo y al sector turístico

El líder de los empresarios justifica los cambios por la necesidad de «reforzar la unidad» de la organización. La falta de sintonía y de estilos, entre los motivos del distanciamiento. Otea convoca a su directiva para discutir su nuevo rol en la asociación

Carlos Paniceres, Belarmino Feito y José Luis Álvarez Almeida
Carlos Paniceres, Belarmino Feito y José Luis Álvarez Almeida

Oviedo

Dos años después de ganar las elecciones a la presidencia de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Belarmino Feito ha dado un golpe encima de la mesa. El líder de los empresarios ha renovado su consejo ejecutivo y su decisión evidencia su distanciamiento con algunas de las personas que hasta ahora formaban parte de su núcleo duro. Feito ha expulsado de la nueva cúpula a Carlos Paniceres (presidente de la Cámara de Comercio de Oviedo) y a José Luis Álvarez Almeida (presidente de la patronal turística Otea). Su movimiento evidencia la ruptura que existe en la patronal.

Además de Paniceres y Almeida, también han salido del consejo Noelia Iglesias Prada (ASUPA) y Ana López-Cancio Romo (ASEM). Sin embargo, estos cambios obedecen a movimientos que no tienen ningún trasfondo detrás, ya que se entienden como «naturales». De hecho, en lugar de la primera ha entrado Alejandro Fernández (Alimerka), también del sector de los supermercados, y por la segunda Begoña Fernández Costales, de una asociación de mujeres. También se ha incorporado la cúpula Constantino Martínez Pérez (PROASUR).

En conjunto, los cambios en la directiva son de calado. De hecho, Paniceres y Almeida eran hasta ahora vicepresidentes de la patronal y dos de los pesos pesados que apostaron por la candidatura de Feito a dirigir a los empresarios desde el primer momento. El motivo principal de la expulsión, según ha explicado FADE, es «reforzar la unidad entre los empresarios». Que haya sido necesario «reforzar la unidad» significa que existen discrepancias y que estas son importantes. Aunque ninguna de las partes implicadas ha querido enfangar más la situación, lo cierto es que las relaciones entre los tres implicados son distantes desde hace tiempo. Paniceres se ha limitado a asegurar que «acepto democráticamente la decisión» y aunque ha reconocido «discrepancias», ha asegurado que, en su opinión, estas son «enriquecedoras». En cuanto a las consecuencias que esta ruptura pueda tener en el futuro, el presidente de la Cámara de Oviedo se ha mostrado confiado en que «no afecte a las relaciones institucionales».

Falta de sintonía

Debido a los puestos que representan los implicados, coinciden habitualmente en actos de diverso tipo. Las relaciones no llegan a ser tan malas como para no dirigirse la palabra, y aunque ninguno de ellos ha querido referirse al tema, son varias las fuentes que han reconocido que «no hay buena sintonía». Por tanto, esas relaciones personales han influido decisivamente en la renovación de cargos. Otro de los factores que ha provocado ese distanciamiento entre FADE y la Cámara de Comercio de Oviedo es que tienen «diferentes líneas de trabajo». Mientras que desde dentro de la asociación ovetense defienden que ellos trabajan en la línea de «proponer y hacer cosas», consideran que la federación regional se centra más en la «crítica y el negativismo». Se trata de dos estilos opuestos que ligan mal. Más allá de la decisión de Feito, en la Cámara de Comercio lo que no ha gustado son las formas en las que se les comunicaron los cambios, con una llamada telefónica minutos antes de que la decisión fuera oficial.

En cuanto a las diferencias entre Feito y Almeida, la fundamental es la buena sintonía entre este último y Paniceres. Los máximos responsables de la Cámara de Comercio de Oviedo y de Otea suelen coincidir en sus planteamientos y ese binomio «no tiene feeling» con el líder de FADE. Además, aunque ese distanciamiento viene de atrás, las últimas declaraciones de Feito en las que aseguraba que Asturias necesita una ecotasa turística, al parecer sin consensuar su planteamiento con Almeida, han sido la gota que colmó el vaso.

Nuevos nombramientos

Con estos cambios, salen de la cúpula cuatro personas y, por el momento, entran tres. FADE ha explicado que en las próximas fechas «se completará esta remodelación del consejo con diferentes incorporaciones que están aún pendientes de concretar». Fuentes de la patronal han señalado que su intención es que entre esos nuevos nombramientos aparezca algún representante del sector turístico.

Otea aglutina en su organización a la Asociación Regional de Casas de Aldea (ARCA) y Campings de Asturias. Desde Otea han asegurado que, tras esta decisión de FADE, sus órganos internos analizarán «de forma inmediata» la situación para «tomar las decisiones que se consideraran oportunas». Entre otras, su presencia en la Mesa de Turismo y en la Junta Directiva de FADE. Además, Otea ha dejado claro que, en su opinión, «deberíamos estar presentes en el citado órgano de decisión».

Así justifica Fade los cambios

Las razones oficiales que han motivado los cambios son la necesidad de reforzar «la unidad empresarial» en torno a FADE, conseguir una federación «más ágil, fuerte y representativa» de los diferentes sectores, empresas y autónomos que la integran, y «la necesidad de adaptarla a los requerimientos que la actual situación económica y política exigen».

El presidente de FADE ha considerado necesario incorporar al equipo de gobierno «personas, procedimientos, herramientas y formas de actuar que permitan adaptarse al nuevo contexto». «Hemos tenido un desempeño satisfactorio en el primer ciclo del mandato. Pero, al igual que en el ámbito de la empresa, necesitamos adaptarnos permanentemente. Tenemos que aumentar nuestras aspiraciones en este segundo periodo y adaptarlas al nuevo entorno socioeconómico y geopolítico».

Para ello, Feito ha afirmado que «quiero contar con personas de contrastado prestigio y dilatada experiencia, que al mismo tiempo sean representativas del mundo asociativo y empresarial asturiano, que aporten, y que estén alineadas con un proyecto ambicioso, constructivo y de futuro para las empresas regionales, para FADE y para Asturias. Estoy seguro de que, revitalizando el equipo de gobierno de la federación, conseguiremos dinamizar el ilusionante proyecto con el que me presenté hace dos años a las elecciones».

Este es el consejo ejecutivo de Fade tras los cambios

A las pocas horas de los cambios en el consejo, la página web oficial de FADE ya recogía los cambios y los nuevos puestos de cada uno. Así queda la cúpula de la patronal asturiana:

-Presidente: Belarmino Feito Álvarez.

-Vicepresidentes: María Calvo Carvajal (CAC- ASPROCON) y Guillermo Ulacia (FEMETAL)

-Vocales: José Ramón Badiola García (CORPORACIÓN ALIMENTARIA PEÑASANTA), Ovidio de la Roza Braga (ASETRA), Francisco Javier Llera Fueyo (ARCELOR MITTAL), Francisco Javier Sáenz de Jubera Álvarez (EDP), Ángela Santianes Arbesú (DUPONT), Rogelio Cuesta García (ASPA), José Manuel Cabielles Vallina (CIAS), Pablo García González (CECAP), Guillermo Orejas Alonso (INDUSTRIAL QUÍMICA DEL NALÓN), Begoña Fernández Costales (FEDA), Pedro Suárez Tomás (ASMADERA), Alejandro Fernández (ALIMERKA), Pablo Martín Rodríguez (IZERTIS), Margarita García Llano (ACICCA), Joel García Fernández (CAC/ASPROCON), Ignacio Calviño González (AJE), Sara Menéndez García (UC) y Constantino Martínez Pérez (PROASUR).

-Director general: Alberto González Menéndez

Comentarios

Ruptura en la patronal: Feito despide de la cúpula de FADE a la Cámara de Comercio de Oviedo y al sector turístico