Nueva era en Europa: Asturias se juega un negocio de 250 millones anuales tras el Brexit

Reino Unido abandona la Unión Europea casi cuatro años después de la celebración del referéndum. Los 3.000 asturianos que viven allí y las 14 empresas que comercian con compañías inglesas, pendientes de las nuevas relaciones entre países

El proceso ha sido lento y sus consecuencias definitivas no se conocerán hasta que pase un tiempo prudencial. Reino Unido abandona hoy de forma definitiva la Unión Europea, casi cuatro años después del referéndum y 47 después de su adhesión, y la separación deja más dudas que certezas. Descartado el Brexit duro que atemorizaba a las dos partes, lo cierto es que está en juego un negocio millonario. En el caso de Asturias, los analistas consideran que el impacto no será tan fuerte como en otras regiones, pero las relaciones comerciales entre el Principado y Reino Unido mueven al año 250 millones que ahora se ven amenazados. El futuro de los 3.000 asturianos que viven allí y los negocios de 14 compañías, pendiente de ver cómo afecta definitivamente la salida.

Los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Fomento de la Exportación (ICEX), cerrados a noviembre de 2019, recogen que las relaciones comerciales entre Asturias y Reino Unido suman 233 millones. Siguiendo la misma media mensual, el año cerrará con unos 250 millones, una cifra en sintonía con la serie histórica. La excepción fue 2018, cuando se movió un negocio de 384 millones.

De los casi 250 millones de 2019, 182 son exportaciones y 51 importaciones. Por productos, lo que más venden las empresas asturianas son semifacturas (88 millones), con los materiales no ferrosos, el hierro y el acero y los productos químicos como los más exportados. Por precio, le siguen las materias primas, los bienes de equipo y los productos energéticos.

Las 14 empresas que en 2018 exportaron al Reino Unido fueron Valle Ballina y Fernández (El Gaitero), Refractaria, Mecanizaciones y fabricaciones, Limpac, Asturfeito, Thyssenkrupp, Adaro, Plibrico, Distribuidora acumuladores importados, Industrias Metálicas Ruiz, Moreda-Riviere, ArcelorMittal, Carrocerías Ferqui y Aseuropa.

Asturianos en Reino Unido

Los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), de enero de 2019, reflejan que 3.048 asturianos residen en el Reino Unido. El Brexit implica que todos los ciudadanos de la UE que quieran seguir viviendo en el Reino Unido tendrán que solicitar un permiso de residencia en el Ministerio de Interior británico, que puede ser indefinido o temporal. En este punto, hay dos modalidades, ya que los que lleven allí más de cinco años recibirán un permiso y los que lleven menos de ese tiempo otro diferente.

El plazo para solicitar ese permiso finaliza el 30 de junio de 2021 y el periodo de estancia en Reino Unido cuenta solo hasta el 31 de diciembre de este año. Ya hay 170.000 españoles que han realizado ese trámite. 

¿Es necesario el pasaporte?

El acuerdo de salida contempla que se mantiene la libre circulación de personas y de trabajadores hasta el 31 de diciembre. En ese plazo, todo seguirá igual que hasta ahora, por tanto, se espera que no haya cambios ni para ciudadanos ni empresas. Esto quiere decir que se podrá seguir viajando con el DNI español.

Menos certezas hay respecto a lo que pueda pasar una vez finalizada el periodo transitorio. Si no hay acuerdo, podría ser necesario solicitar un visado electrónico, al estilo de lo que ocurre actualmente con Estados Unidos.

Nuevos emigrantes

Los europeos que quieran ir a vivir a Reino Unido podrán hacer en las mismas condiciones que hasta ahora hasta el 31 de diciembre de este año. Finalizado ese plazo transitorio, poco se sabe. La pretensión es implantar un sistema «de puntos», similar al australiano, en el que, por ejemplo, se valore la formación, la experiencia o el dominio del idioma para residir en el país, además de contar con una oferta de trabajo.

Estudiantes

En el caso de los españoles que quieran ir a estudiar allí, la situación es diferente. No tendrán que solicitar permiso de residencia temporal «siempre que acaben su formación y tengan intención de regresar a su país de origen o residencia habitual antes del 31 de diciembre del 2020», apunta Exteriores. Tener el DNI es suficiente para estudiar allí este año. A partir del 2012 será necesario solicitar el permiso de residencia.

Atención sanitaria

Como con el resto de supuestos, en el periodo transitorio no hay cambios. Eso sí, los residentes actuales deberán darse de alta en el sistema de salud público británico. Los turistas podrán seguir usando la tarjeta sanitaria europea.

Carné de conducir

Los visitantes podrán seguir usando su carné de conducir europeo en las mismas condiciones que hasta ahora. Respecto a los ingleses, si se trasladaron antes de cumplir los 67 años con un carné emitido por un estado miembro de la UE, podrán seguir conduciendo con él hasta los 70 años. Si se instalaron siendo mayores de 67 años, podrán usar el carné de conducir europeo un máximo de 3 años y luego cambiarlo por uno británico.

Roaming

Los turistas que viajen al Reino Unido y viceversa podrán utilizar sus móviles como hasta ahora, con las mismas tarifas de su país. Lo que ocurra a partir del 2021 dependerá del acuerdo que se alcance ahora con la UE.

Comentarios

Nueva era en Europa: Asturias se juega un negocio de 250 millones anuales tras el Brexit