Lastra promete una transición ecológica «que no va a dejar a nadie atrás»

La vicesecretaria del PSOE carga contra el «dumping fiscal» de la Comunidad de Madrid y apela al PP para que cierre la puerta a la ultraderecha

Adriana Lastra
Adriana Lastra EUROPA PRESS

La vicesecretaria general del PSOE y portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, ha afirmado este lunes que el Gobierno de Pedro Sánchez está trabajando en el impulso de una transición ecológica «justa con todos los sectores y los territorios» y «que no va a dejar a nadie atrás».

En estos términos se ha pronunciado Lastra un desayuno informativo, organizado por Nueva Economía Fórum, al que ha asistido el presidente del Principado, Adrián Barbón.

La dirigente socialista ha señalado que Asturias es una comunidad que tiene «muchas oportunidades» y, respecto a su sector industrial, ha asegurado que el nuevo estatuto electrointensivo, en fase final de su elaboración, será un «buen» instrumento que contribuirá a fortalecer el «futuro» de las grandes empresas asentadas tanto en la región como en otras comunidades industriales.

También ha situado a Hunosa como ejemplo de las políticas que el PSOE quiere desarrollar en materia de transición ecológica, frente a la actuación previa del PP, que siempre «hizo política contra el carbón y contra las comarcas mineras». «Gracias al PSOE Hunosa sigue abierta y tiene un futuro por delante», ha apuntado en declaraciones recogidas por EFE.

Por otra parte, Lastra, emplazó al lunes al PP a cerrar la puerta al «extremismo» de Vox por su propio bien pero sobre todo por el bien de España, al tiempo que ha censurado la política fiscal que pretende seguir practicando la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, porque supone, a su juicio, «una competencia desleal» entre territorios.

La vicesecretaria socialista ha dedicado parte de su intervención a cargar contra Vox o «el partido del odio», como le ha denominado, porque considera que no se le debe dar «más espacio del que se merecen», como así hace el PSOE en el Congreso, donde ha vetado la presencia de los de Abascal en las diferentes mesas de las comisiones parlamentarias. Además apeló a «desvelar» las «mentiras» de Vox y a «quitarle la máscara» a sus dirigentes y, en este punto, se ha dirigido al PP, al que ha pedido que «tome medidas» en su relación con Vox.

«La puerta al extremismo sólo se abre desde dentro y el PP es el que tiene la llave», ha sentenciado Lastra, para quien los populares deben elegir entre «abrirle la puerta de las instituciones, agachar la cabeza y poner en práctica sus propuestas más descabelladas» o «cerrarle la puerta y tirar la llave».

Madrid, al región con más desigualdad

Durante su intervención inicial, la dirigente socialista ha proclamado que la España por la que trabaja es la de la «convivencia y no la de la competencia territorial» para atacar, a continuación, al Gobierno de la Comunidad de Madrid y a su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, y su política fiscal.

«No se defiende la unidad de España intentando convertir la política fiscal en una especie de subasta», ha dicho Lastra, quien ha censurado que la popular madrileña pretenda establecer «una competencia desleal», «un dumping fiscal que acabarán pagando todos los ciudadanos». En este punto, ha criticado que el Gobierno madrileño presuma de quitar impuestos a grandes patrimonios cuando la es «la región de Europa donde mayor es la desigualdad»; informó Europa Press.

«Aquéllos que más se envuelven en la bandera y más hablan de patria o nación son aquéllos que están generando esa competencia entre territorios», ha manifestado Lastra, incidiendo en la necesidad de legislar para que haya una armonización fiscal de ciertos impuestos y acabar así con esa diferencia entre territorios y ciudadanos.

Ciudadanos acabará en el PP

Durante el desayuno se le ha preguntado por el recorrido que pueda tener una eventual coalición del PP y Ciudadanos con vistas a las elecciones autonómicas en Galicia, País Vasco o Cataluña y que promueven los naranjas.

Lastra ha comenzado diciendo que no le gusta meterse «en casa ajena», si bien cree que ésta es «la deriva natural» de un partido político como Ciudadanos que se ha quedado con diez escaños y que lo que aspira ahora es a «acabar de lleno en el PP».

«En un momento en que un partido se deshace como un azucarillo su deriva natural es picar a la puerta del PP», para tratar de meter cabeza en aquellas comunidades donde no tienen representación como es el caso de Euskadi y Galicia, ha apostillado.

Comentarios

Lastra promete una transición ecológica «que no va a dejar a nadie atrás»