«Ha habido gente que tuvo que ir a entregar el paquete a un entierro»

El relato de las condiciones laborales de las empresas subcontratadas por Amazon en el centro logístico de Siero y que han recibido una denuncia


En el centro logístico de Amazon en Siero el reparto de paquetes está subcontrado a dos empresas, Vaivén Delivery y Delcom Logística, una de ellas tiene abierto «un acta de infracción y en proceso administrativo de tramitación de sanción correspondiente», tal y como reconoció el gobierno asturiano en una pregunta parlamentaria planteada por Podemos Asturies. Son dos empresas independientes que han recibido fuertes críticas por las condiciones laborales de sus empleados y que en los pocos meses que lleva en marcha el centro (que abrió el pasado mes de agosto) han cambiado mucho la plantilla ya que muchos desisten por las larguísimas jornadas, que pueden prolongarse más allá de las diez horas, y la presión constante, controlada por GPS, sobre los repartidores. «Se fue quedando la gente más joven que es la que menos protestaba », destacó AHMF, «como van renovando mucho y cambiando la plantilla siempre hay gente nueva que está con la ilusión que es estar trabajando para Amazon no para Vaiven y Delcom».

AHMF fue quien interpuso la denuncia por la que se ha abierto expediente a una de las empresas subcontratadas. En el primer mes de trabajo comenzó a notar un agudo dolor en el pie que le dejaba cojo (más tarde le diagnosticaron una fascitis plantar, una inflamación de la banda de tejido que se extiende a lo largo de la parte inferior del pie y que conecta el talón con los dedos). Tras varios días de dolores «estuve cinco días repartiendo cojo y con mareos; de hecho un día tuve que echarme a domir en la zona de Avilés, en un pueblo en un banco porque no podía sostenerme de pie», una mañana avisó de que no iría a trabajar porque tenía que ir al médico. Al mediodía le llamaron para «que entregara el móvil que es como en las películas cuando al policía le dicen que entregue la placa» y por la tarde estaba en la calle. Poco después comenzó el proceso que terminó en denuncia.  Podemos llevará al pleno de este jueves en el parlamento asturiano una pregunta sobre la condiciones laborales del centro de logística de Siero.

La «Liga»

Las dos compañía independientes que trabajan en el centro asturiano compiten entre sí, es de hecho un sistema favorecido por la multinacional como si se tratarara de una contienda entre equipos en el que el premio son rutas de reparto. «Dentro de cada provincia, Amazon establece lo que ellos llaman 'Liga', no lo esconden, es una competición y según los tiempos de reparto de la gente, los porcentajes, se trata de entregar todo y da igual que sea a las cuatro de la tarde que a las doce de la noche. Así, Amazon va dando como premios que consisten en que si una empresa va mejor que la otra le quita dos rutas a la que va mal y se las da a la que va bien, ellos siempre te hablan de 'venga chicos que tenemos que ser mejor que los otros porque si somos mejores tenemos más rutas y nos darán más trabajo en vez de tener que despedir a gente'».

Los trabajadores manifestaron sus quejas por los rígidos controles por vía GPS, con el mismo aparato con el que se guían para efectuar las entregas, permanentemente monitorizados por los encargados que permanecen en el centro, y con advertencias severas y llamadas instanténeas en el caso de que se detengan más de cinco minutos en un lugar, para tomar un café o ir al servicio, que es para lo que en realidad servía la parada del café. «Luego algunos me contaron que mucha gente cogía una botella de dos litros, la partían y ese era el baño que tenían dentro de la furgoneta, es lo más degradante que puede haber», explicó AHMF quien se topó con advertencia semejantes. «Recibes una llamada de 'oye, llevas cinco minutos en el mismo sitio ¿qué pasa?» y relató que los encargados son «los más explotados, aunque luegos nos explotaban a nosotros, no sabemos cuándo iba a dormir, se pasaba el dia el delante del ordenador controlando los puntitos de la pantalla para ver dónde estaban las furgonetas y cuantos paquetes nos quedaban a cada uno».   

La entrega en el entierro

En un inicio, cuando se firmaron los contratos de agosto, la promesa era de 38 horas semanales que, tras dos días de formación en Bilbao, se convirtieron en diez o hasta doce horas diarias en las primeras semanas de trabajo, siempre con la promesa de que pronto sería mejor, y siempre ampliando la capacidad. Los repartidores que se concentran en núcleos urbanos, como Oviedo o Gijón, pueden llevar una media de entre 90 y 130 paquetes diarios; los que tengan que desplazarse a áreas urbanas pueden mover entre 60 y 90. «Ellos te exigían que la media fuera de diez paquetes a la hora, que es imposible ni en una ciudad. Dependes de si el cliente está, si no está tienes que llamarlo 20 veces».

El protocolo es acudir al lugar de la entrega y si está cerrado llamar por teléfono. Se han dado casos de fijar una entrega a sedes bancarias en domingos y festivos «pero que te obligan a ir porque te están controlando con el GPS». Mediante la aplicación que tienen los repartidores se realiza una llamada, sin que lleguen a ver el número del particular, al cliente para buscarle en otra localización si es preciso. «Hace poco uno tuvo que ir a entregar el paquete a una verbena, ha habido gente que tuvo que ir a entregar el paquete a un entierro. Y es una cosa que daba muchísima vergüenza porque al final el que da la cara eres tú».

Fuentes de la compañía Amazon remarcaron a La Voz de Asturias que no les consta ninguna denuncia sobre ninguno de sus empleados directos. Al respecto de otra de las denuncias planteadas por Podemos, que ha criticado el servicio Amazon Flex, al que culpan de utilizar la figura de falso autónomo, la multinaciional señaló que «en Amazon estamos orgullosos de ofrecer una amplia variedad de oportunidades en toda España, incluyendo un pequeño porcentaje de autónomos que colaboran con nosotros repartiendo paquetes de forma independiente, con la opción y flexibilidad de entregar cuando ellos decidan, obteniendo así ingresos adicionales a través de Amazon Flex. En este sentido, Amazon cumple con la normativa aplicable en los sectores donde opera».  

Jeff Bezos se compra la mansión más cara de la historia de Los Ángeles

El presidente de Amazon pagó 151 millones de euros por la residencia del primer presidente de los estudios Warner Bros, Jack Warner

El fundador y presidente de Amazon, Jeff Bezos, batió récords al comprar una residencia en Beverly Hills (EE.UU.) por más de 151 millones de euros, la más cara de la historia en todo el condado de Los Ángeles, donde residen numerosas celebridades, según recoge Efe. 

La casa, también la más costosa de todo el estado de California, es una villa diseñada en 1930 como residencia del primer presidente de los estudios Warner Bros., Jack Warner, y entre otras lujos cuenta con su propio campo de golf de nueve hoyos, informaron medios de finanzas y entretenimiento como The Hollywood Reporter.

Seguir leyendo

Tags
Comentarios

«Ha habido gente que tuvo que ir a entregar el paquete a un entierro»