Galicia ensaya trenes a 300 por hora mientras Asturias tendrá la alta velocidad más lenta de España

La Línea León-Gijón discurrirá a una media de 101 kilómetros por hora y la de León-Oviedo a 118 km/h según los cálculos del anterior ministro de Fomento

El tren laboratorio Séneca, en el recorrido de alta velocidad entre Olmedo (Valladolid) y Zamora, en las proximidades de Toro
El tren laboratorio Séneca, en el recorrido de alta velocidad entre Olmedo (Valladolid) y Zamora, en las proximidades de Toro

La alta velocidad está llena de contrastes en España y Asturias no sale muy beneficiada de esa disparidad. Un ejemplo: mientras el tren laboratorio Séneca, propiedad del ADIF, alcanzó hace unos días los 300 kilómetros por hora en las probaturas del AVE a Galicia, las obras en Asturias siguen su ritmo, con el horizonte de 2022 para empezar las pruebas. En Galicia disfrutarán de un AVE al pie de la letra mientras que los cálculos para la alta velocidad en Asturias se convertirá en una paradoja: será el tren de alta velocidad más lento de España.

En Galicia ya empiezan a calentar motores en los recorridos en pruebas en el tramo de 110 kilómetros entre Zamora y Pedralba, que previsiblemente será puesto en servicio esta primavera con un ahorro de 50 minutos en los viajes a Madrid. El Séneca acometía los trabajos de auscultación de vía, tras las modificaciones realizadas una vez analizados los datos de los primeros ensayos. Fue durante estos trabajos cuando se alcanzaron los 300 por hora, en una línea que estaría preparada para los 350 por hora, una velocidad que por el momento no está prevista en viajes comerciales. Y ello a pesar de que la línea se pondrá en servicio con el ERTMS nivel 2 en todo el recorrido entre Madrid y Santiago, un sistema mucho más seguro que permite una monitorización total de la marcha del tren en tiempo real. Y con el que se podrían alcanzar los 350 con el material rodante adecuado. Aunque parece que de momento no se ve necesario llegar a estos registros en viajes comerciales.

Los 300 kilómetros por hora alcanzados por el Séneca es una velocidad inédita, tanto en la red interna gallega del eje atlántico y la conexión entre Santiago y Ourense, como en los tramos ya abiertos de la conexión con Madrid, donde el uso de material rodante híbrido pone el límite máximo en los 250 por hora, velocidad que se reduce a 200-220 en el eje atlántico.

Pero la paradoja de la alta velocidad surge cuando se calcula las velocidades medias de las líneas de toda España. Es entonces cuando la alta velocidad asturiana se convierte en la lenta velocidad. Si se cumplen los criterios expresados hace dos años por el entonces ministro Ìñigo de la Serna, cuatro de las cinco líneas más lentas tendrán origen o destino en Asturias. Se trata de la Línea León-Gijón, que discurrirá a una media de 101 kilómetros por hora, la León-Oviedo (118 km/h), Madrid Toledo (140 km/h), Madrid Gijón (144 km/h) y Madrid Oviedo, que alcanzará los 155 kilómetros por hora.

Hay que recordar que entre León y Asturias, las velocidades máximas se dividirán entre los 160 kilómetros por hora de León a La Robla, los 200 km/h de la Variante de Pajares y los 130 kilómetros entre Pola de Lena y Gijón. Que la distancia entre Oviedo y León se podrá recorrer en 56 minutos y desde Oviedo se podrá llegar a Madrid en algo menos de tres horas. Velocidades que mejoran con mucho el decimonónico tren que une Asturias con la Meseta, pero que dista años luz de los trenes más rápidos y competitivos. Tomen nota: Madrid-Málaga alcanza los 213 kilòmetros por hora de media, Madrid Valencia supera los 230 km/h y el clásico Madrid Barcelona llega a los 251 kilómetros por hora de promedio.

Comentarios

Galicia ensaya trenes a 300 por hora mientras Asturias tendrá la alta velocidad más lenta de España