Los drones alzan el vuelo en Asturias

La asociación de estudiante Drone4Students organiza unas jornadas en las que desafían a la gravedad con sus diseños para un sector que crece en Asturias

Alumnos y miembros de Drone4Students trabajan en el diseño de sus drones
Alumnos y miembros de Drone4Students trabajan en el diseño de sus drones

Asturias

Desde hace unos días se están desarrollando en el marco de la escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón las VI Jornadas de Drones anuales. Durante 3 meses 8 equipos formados por alumnos de la EPI asisten a talleres semanales donde, desde cero, desarrollan, programan y aprenden a pilotar su propio dron de propósito general o de carreras.

Al final de las jornadas, se realizará un minicongreso con diversas ponencias de profesionales del sector como por ejemplo Flyox (propietarios del drone de obra civil más grande de España) o Erik de deDrones (reputado YouTuber del sector del freestyle). También se realizará una competición en el pabellón de Las Naciones del recinto ferial Luis Adaro, en la que los pilotos de los equipos demostrarán su destreza en el manejo y construcción de su drone.

María Pérez Presa es la vicepresidenta de Drone4Students. Explica que se trata de «una asociación de estudiantes reconocida por la Universidad de Oviedo que lleva ya seis años. Cada año se realizan unas jornadas y estas son las sextas. Yo empecé en el tercer año de la carrera. Conocí Drone4students por mi hermana, que había participado en las jornadas del año anterior, me interesé y entré a través de las jornadas como hacen todos los miembros».

La conforman «estudiantes de diversas ramas. Yo, por ejemplo, estudio Telecomunicaciones, pero también tenemos gente de Electrónica y mecánicos, por ejemplo; en tema de drones todos pueden participar». Las jornadas anuales en las que se encuentran inmersos surgieron «para acercar todos los drones a los estudiantes. Todos los que estamos aquí estudiamos Ingeniería y nos gustan los aspectos técnicos, por lo que enseñamos a los alumnos, desde cero, a hacer su propio dron, a programarlo y, si quieren ellos, darle una funcionalidad especial, de modo que les proporcionamos medios para implementarlo».

Un sector en crecimiento

Para el manejo y pilotaje Drone4Students tiene «un acuerdo de la Federación Asturiana de Aeromodelismo». La vicepresidenta de esta asociación aleja la idea preconcebida de que los drones son una herramienta eminentemente para el ocio. En este sentido, su aplicación en la industria eléctrica, de vídeo, cartografía o en el metal ha crecido exponencialmente en los últimos años.

Los drones de propósito general son «los más grandes y potentes. Pueden ir por tuberías, tomar datos del suelo y hacer un poco lo que tú quieras». Los de carreras o freestyle «se pilotan mediante unas gafas para volar con ellos a través de un circuito. El que lo haga más rápido gana». En el mundo del drone «por un lado está la herramienta más de ocio, de volar con ellos y pasarlo bien y, por otro, la herramienta de trabajo con la que te ahorras costes y riesgos laborales importantes, por ejemplo para mirar torretas de alta tensión».

María Pérez Presa explica que en este segmento «cada vez hay más interés. Empresas grandes como ArcelorMittal, por ejemplo, tienen drones y los hacen. Este mundo desde hace cuatro años ha evolucionado un montón. De hecho, en junio entra una nueva Ley Europea sobre control de vuelo». A la hora de enfrascarse en el diseño de estos aparatos «realmente cualquier Ingeniería sirve base para todo lo que tiene que ver con programación y componentes electrónicos, pero tiene más importancia el interés personal». En este sentido «cada uno complementa lo que le falta a su carrera para poder hacerlo».

Esta estudiante de Ingeniería de Telecomunicaciones explica que la creencia preestablecida más errónea acerca de los drones es la de «pensar que son un juguete. Damos talleres en colegios, institutos y campamentos y muchos niños piensan que lo que tienen en casa es un dron». En esta línea, «cuando no es un un juguete tienes que tener mucho cuidado con cuándo y dónde lo vuelas».

Complemento a la formación

Rita Pérez, estudiante de Ingeniería de Telecomunicaciones,  y Miguel Moure, estudiante de Ingeniería Electrónica, son dos de los alumnos del curso. «Como estoy estudiando Ingeniería Electrónica pensé que algo como los drones, relacionado con mi carrera, seguramente me aportaría a mi formación y futuro», explica este último. Su compañera afirma que se trata de una «interesante» formación complementaria, ya que «en el futuro los drones cada vez van a ir a más».

Miguel Moure considera que una de las razones de su cada vez mayor uso por parte de empresas de diversos ámbitos se debe a que «son muy útiles y pueden hacer más fácil trabajos técnicos y complejos que requerirían mucho esfuerzo de otra manera». Ambos trabajan ahora mismo en el diseño y programación de un dron de carreras. «Son más pequeños, ágiles y con mejor capacidad para hacer giros», explica este estudiante de Ingeniería Electrónica. Reconoce que la parte más compleja del proceso es «programar todo para que funcione bien a la hora de hacerlo volar».  

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Los drones alzan el vuelo en Asturias