Barbón reclama una transición ecológica sin «perdedores»

El presidente asturiano aboga en el Comité Federal del PSOE porque se establezca un «mínimo fiscal» en Patrimonio o Sucesiones que evite competencia entre comunidades


El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha afirmado que en el proceso de transición ecológica «no puede haber perdedores» y ha manifestado la importancia de que vaya acompañado de un plan de transformación industrial para que esta actividad se adapte «a los nuevos tiempos, respetando cada vez más el medioambiente».

Tras intervenir este sábado en el Comité Federal del PSOE, celebrado en Madrid, el jefe del Ejecutivo autonómico ha recordado, asimismo, que el Gobierno del Principado está trabajando para incorporar mejoras y aportaciones al Estatuto del Consumidor Eletrointensivo, cuyo borrador ha sido hecho público por el Ministerio de Industria esta semana.

El objetivo, ha dicho, es garantizar el futuro y la viabilidad de la industria asturiana y que se fije un precio «estable» de electricidad.

Por otro lado, ha reivindicado que el Gobierno central fije un «mínimo fiscal en determinados tributos», como el impuesto de Patrimonio y Sucesiones, para poner fin al «desequilibrio» existente por la «mala actuación» de la Comunidad de Madrid, que se ha convertido en un «paraíso de los ricos».

Barbón ha asegurado que el Principado practica «una diplomacia discreta» con el Gobierno de España ante los principales proyectos que afectan a Asturias.

En este sentido, ha dicho que está «presionando» en relación a la llegada de la alta velocidad a Asturias y para que se apliquen «medidas urgentes» en materia de cercanías.

Respecto al proyecto de ley de eutanasia, que ha iniciado su tramitación en el Congreso, ha afirmado que es un debate «fundamental» y que da respuesta a una «demanda» de la sociedad.

«Los derechos no significan imposiciones, sino que te dan la libertad para que en ese marco decidas si los quieres aplicar o no», ha apostillado; según informó EFE.

Comentarios

Barbón reclama una transición ecológica sin «perdedores»