La eterna polémica del jurado en los desfiles: ¿se prima a los de casa?

En Vegadeo y Barreiros las comparsas locales participan fuera de concurso eliminando suspicacias


vegadeo / la voz

Desde hoy vuelven los desfiles de Carnaval, con las espectaculares carrozas y disfraces y con la sana rivalidad de las charangas y comparsas, en alza en los últimos años, cada vez con más nivel, de coreografías, música, vestuario y puesta en escena. Durante meses centenares de personas han estado trabajando y ensayando para la puesta de escena, que se abre hoy con el desfile de Vegadeo. Ahí algunos comenzarán a enseñar sus cartas con vistas a la multitudinaria cita de mañana en Foz. Y con los defiles llegarán las votaciones del jurado y la inevitable controversia, con el debate siempre en el aire de si se beneficia o no a los de casa.

Hay algunas localidades en las que se evita la controversia. Suele ser cuando las comparsas locales están involucradas en la organización del carnaval. Ocurre por ejemplo en Vegadeo, donde A Folixa desfilará fuera de concurso. Y no es un asunto menor, porque A Folixa fue la rotunda ganadora del carnaval del año pasado, al alzarse con los primeros puestos en los desfiles de Foz, Ribadeo, Tapia, Lourenzá, Trabada...

A Folixa se creó hace cuatro años y solo compitió el primero en el desfile de Vegadeo. Después, voluntariamente, renunciaron a hacerlo. Y en ello siguen, colaborando activamente en la organización del carnaval veigueño. «La gente ya nos ayuda todo el año, para cuanto más competir. Además, así el desfile es más limpio, porque en caso contrario siempre hay comentarios: si te dan, porque te dan, y si no te dan premio, porque no te lo dan», señala Alberto Lombardía, presidente de A Folixa.

En Barreiros, las dos comparsas locales también desfilan fueran de concurso y colaboran en la organización del Carnaval.

«Yo creo que debería ser así en todos lados, para evitar la mínima suspicacia, pero también veo normal que en sitios como Foz, donde hay tantas charangas y que además algunas solo desfilan por Foz, compitan entre ellas. Además, solo puede ganar una, así que hay poco debate. Con todo, sí que es un tema delicado. Después de llevar un año trabajando a todo el mundo le gusta ganar, pero el carnaval es para disfrutarlo. El mayor premio es, cuando acaba el desfile, que venga gente que no conoces a felicitarte por lo bien que vas y lo bien que lo has hecho. Porque al final el premio económico no es para tanto. Yo lo viví el año pasado. Con todo lo que ganamos, no llegó para cubrir los gastos. Así que el carnaval hay que disfrutarlo, vivirlo y pasarlo bien, sin obsesionarse con los premios», añade Alberto Lombardía.

En cualquier caso, sabe que A Folixa, por el precedente de los últimos años, figura en las quinielas entre los máximos favoritos. Son casi 70 integrantes, con un repertorio de 18 canciones (cinco nuevas). Entre sus miembros no estará el alcalde, César Álvarez, «Mourelle», baja por el ataque cardíaco que sufrió hace un año, poco antes de iniciarse un desfile. Ya está recuperado, pero reconoció que su mujer no le deja desfilar. «Ni muchos de la directiva tampoco», añade Alberto Lombardía con una sonrisa. A Mourelle, este año, le tocará ver los toros desde la barrera.

Comentarios

La eterna polémica del jurado en los desfiles: ¿se prima a los de casa?