El fenómeno podcast comienza a emerger en Asturias

Este formato de audio es toda una oportunidad de acercar los contenidos a diferentes perfiles de la sociedad. Además, las Jornadas de Podcasting de este año se celebran en Gijón

micrófono
micrófono

Redacción

El podcasting es una práctica que vive sus mejores años a nivel internacional: en Estados Unidos, más de 90 millones de personas escuchan este formato habitualmente. En España, también es una práctica totalmente en auge, que vive sus años de oro. De hecho, una de las conclusiones de la última edición de Podcast Days 2019, habla de que el 39% de los oyentes ya escuchan podcast en España. Pero parece que Asturias es una comunidad más «reacia» a la escucha de este formato. De hecho, la Asociación Asturiana de Podcast nace, precisamente, por ese amor a la escucha activa de estos, y en la región muy poca gente los escucha. «Ni a nivel particular ni a nivel de empresas, en el Principado hay poco podcast», explica David Remartínez, director de la asociación. Es esta quien organiza las Jornadas de Podcasting (JPOD 2020) en Gijón, en marzo, para «reunir a toda la gente que le guste o haga podcast y promover la escucha de los mismos». Así, poco a poco, va emergiendo ese hábito por escuchar este formato que ha venido para quedarse.

Aunque haya pocos que se dediquen a grabar podcast en el Principado, los hay. Un ejemplo de ello es la ovetense Carmen Ordíz, diplomada en Ciencias Gastronómicas por la Universidad de Pollenzo (Italia), quien desde hace años cuenta con un blog dedicado a este mundo. G de Gastronomía es su nombre, y desde hace un par de meses, ha sumado su propio podcast. Era una gran consumidora de este formato de escucha, y notaba cómo cada vez más gente se sumaba como oyente. Entonces, llegó la gran idea: grabar episodios para complementar su blog. «Primero pensé en hacer un formato de vídeo, pero caí en que, incluso yo misma, había dejado de consumir tanto Youtube fuera de casa para consumir podcasts, porque no me implicaba tener que estar mirando la pantalla», cuenta. Por aquel entonces, decidió investigar y se percató de que dedicados a la gastronomía «tal y como yo la entiendo, no había nada». Así que tomó la decisión de llevar el formato blog a este nuevo formato, como manera complementaria de llevar el blog «a otros públicos».

Otro ejemplo es el del eurodiputado socialista Jonás Fernández, quien cuenta con su podcast Tarjeta Azul. Motivación que le llegó porque considera que gran parte del trabajo diario que se hace en el Parlamento Europeo sigue siendo «difícil» de trasladar a la opinión pública. «Se conocen cosas puntuales como lo que opinan los gobiernos en algún debate, algunos casos que afectan al país… Pero realmente, existe un debate mucho más rico que está lejos de la opinión pública», explica Fernández. Para evitar esta falta de información, ha decidido crear este podcast, donde cuenta «lo que ocurre en Bruselas, de qué se está hablando», para acercar esa política europea a la gente.

Marta Díaz, de la Asociación de Escuchas de Podcasting (ASESPOD), también estuvo del otro lado del micrófono durante un tiempo, aunque ahora está vinculada a este mundo de otra manera: disfruta escuchándolos. Tuvo Amor Canino, donde los animales, más concretamente los perros, eran los protagonistas; y participó en Charletas Ciento12, centrada en tecnología. Y es que en el mundo del podcast hay cabida para todos los temas que se puedan imaginar, solo es necesario alguien que quiera hablar de ellos y alguien, que quiera escuchar.

Los podcasts desde dentro

Carmen Ordíz cuenta con ocho episodios subidos, y con más de 2.000 descargas. La ovetense asegura que es un formato que «está creciendo muchísimo», y que lo nota en su día a día, cuando habla con gente sobre este mundillo «y ahora sí saben lo que es, antes encontraba muy poca gente que lo entendiera». En su caso, los episodios duran media hora, divididos en secciones. Estas secciones son «Que no te la den con queso», dedicada a esas cosas que nos dan en la cesta de la compra que no son realmente lo que dicen; «Cuñadismos», que son curiosidades; «Gastronomía y salud», entrevistas a gente relacionada con ambos mundos; «Medioambiente», consejos para reducir el impacto de la contaminación; «Productos con alma», habla con productores, cuenta su parte más humana; y, por último, recomienda algún restaurante que haya descubierto. El tiempo escogido se debe a que le parece el «adecuado» para que la gente pueda disfrutar de los temas de camino al trabajo o en el gimnasio.

Por su parte, Jonás Fernández coincide en que los tiempos que le han recomendado son de entre 20 y 25 minutos, pero sin superarlos. Cree que es el tiempo «perfecto» para que la gente disfrute de ellos en los autobuses, coches o, incluso, un rato por las noches. Su podcast también sigue un guion, donde dedica hasta unos 7 minutos a poner en contexto lo ocurrido durante la quincena, y una segunda parte que varía, dependiendo de si hay charla con algún invitado, o si hay preguntas de los oyentes.

Aunque Marta Díaz asegura que cada podcast es un mundo. «Escucho podcast que duran incluso cuatro horas», cuenta. Y que la duración suele ir ligada, pero no tiene por qué, a la especialización en los temas: «Los podcasts muy especializados suelen ser más largos». Ahí radica el gran punto «positivo» del mundo del podcast frente a otros formatos, asegura Díaz, en que pueden ser «de la duración que precise oportuno quien los graba, sin ceñirse a ninguna regla». Además, para el oyente también es muy cómodo, pues puede escucharlo cuando quiera o tenga tiempo, así un podcast de cuatro horas de seguido «quizás no tienes tiempo, pero puedes ir escuchando por trozos de 30 o 45 minutos». Marta Díaz hace referencia a un compañero del mundo del podcast con la frase «A todo el mundo le gustan los podcasts, pero a lo mejor no lo sabe», para explicar que, busque lo que busque el oyente, hay un podcast para él.

Además, la gran diferenciación en la que coinciden los amantes del podcast, ya sean creadores de contenidos u oyentes, es la cercanía y la complicidad. «La cercanía que se crea con el oyente, que en muchas ocasiones puede hacer preguntas o expresar opiniones, es diferente a la que puede crearse en la radio profesional», explica Marta Díaz.

JPOD 2020

Las Jornadas de Podcasting 2020 tendrán lugar en Laboral Ciudad de la Cultura en Gijón, del 20 al 22 de marzo. En ellas, la Asociación Asturiana del Podcast ha organizado una serie de charlas, asambleas, presentaciones e, incluso, grabaciones en directo para que todos los amantes del podcast se acerquen. Pero los que aún no son amantes también lo hagan, y disfruten desde cerca de este nuevo formato líder en otros países, y que no hace más que crecer en el nuestro también. «En las JPOD lo que vamos a hacer es mezclar el ámbito amateur con el ámbito profesional», explica David Remartínez. Para ello, van a traer a la ciudad asturiana empresas que trabajan en plataformas de podcast, o gestionando publicidad y otros métodos de monetización, pero también periodistas que van a aportar «su sabiduría y conocimiento sobre el mundo de la comunicación para la gente que hace podcast y no es profesional de la información».

Además, Remartínez considera esta como una gran oportunidad para acercar el podcast a los asturianos y animarlos a escuchar y grabar. «No es solo promover la producción de podcast, sino también la escucha activa de los mismos», añade. Por su parte, el periodista está convencido de que, poco a poco, irán saliendo más podcast en el Principado, ya que «están de moda, y trayendo a gente conocida para dedicar tres días completos a este mundo, la gente los conocerá bien».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El fenómeno podcast comienza a emerger en Asturias