Los reyes encabezan una multitudinaria despedida a Plácido Arango

Los monarcas asisten al funeral por el empresario asturmexicano. La delegación asturiana está encabezada por el presidente del Principado


Redacción

Los reyes han asistido en la Iglesia de los Jerónimos de Madrid al funeral por el empresario asturmexicano Plácido Arango, fallecido el pasado 17 de febrero. El oficio religioso por el filántropo asturmexicano y fundador del Grupo Vip's ha congregado en la iglesia madrileña a centenares de familiares y amigos. Los hijos del empresario, Francisco, Plácido y Maite, así como su pareja, Cristina Iglesias, han recibido a los reyes a las puertas del templo y han agradecido su presencia mientras don Felipe y doña Letizia les saludaban cariñosamente.

Entre los asistentes al funeral han estado el presidente del Principado, Adrian Barbón; el marido de la infanta Margarita, Carlos Zurita; Jaime de Marichalar, Simoneta Gómez Acebo, el director del Museo del Prado, Miguel Falomir; y el presidente del patronato de esta pinacoteca, Javier Solana. También el escritor Mario Vargas Llosa junto a Isabel Preysler, Nati Abascal, Rafael Ansón, Antonio Garrigues Walker y el padre Ángel, quien ha hecho una semblanza del empresario fallecido. Alberto Ruiz Gallardón, Eduardo Serra, Íñigo Méndez de Vigo y José Guirao han sido los exministros que han estado presentes en la ceremonia junto al vicepresidente del Congreso Adolfo Suárez Illana y su esposa, Isabel Flores. A ellos se han sumado el presidente de la Fundación Princesa de Girona, Francisc Belil; y la directora de la Fundación Princesa de Asturias, Teresa Sanjurjo.

La Familia Real tenía una gran vinculación con Plácido Arango, fallecido el mes pasado a los 88 años de edad, y tanto los reyes como Juan Carlos y doña Sofía trasladaron su pésame a la familia tras conocer su fallecimiento. Felipe VI y doña Letizia destacaron en ese momento su labor como empresario y mecenas, agradecieron su «cercanía y lealtad» y valoraron el trabajo que desempeñó como presidente de la Fundación Princesa de Asturias, cargo que ostentó desde 1987 hasta 1996. Por su parte, don Juan Carlos y doña Sofía aseguraron que nunca podrán olvidar los gratos momentos compartidos con él ni su «servicio generoso a España y a la Corona».

La semana pasada, don Felipe presidió además el acto en el que se hizo entrega a Arango, a título póstumo, del Premio Reino de España a la Trayectoria Empresarial. Un premio convocado por el Cercle d'Economia, el Círculo de Empresarios Vascos y el Círculo de Empresarios y que, en su quinta edición, le fue concedido el pasado mes de noviembre.

El rey entregó ese galardón a su hija, Maite Arango, y en su intervención elogió su trayectoria y le puso como ejemplo del espíritu emprendedor y el valor social que aportan los empresarios. El jefe del Estado rindió tributo al legado de «una vida plena» como la de Arango «dedicada a generar empleo y riqueza y marcada por un espíritu profundamente emprendedor, generoso y filantrópico». Aseguró que su ejemplo deja «una huella imborrable» y «un camino a seguir», y destacó su vocación iberoamericana, el hecho de que supo enaltecer la tierra asturiana de sus padres y su «admirable mecenazgo». La entrega de ese premio tuvo lugar en el auditorio del Museo del Prado, cuyo patronato presidió Arango entre 2007 y 2012.

Comentarios

Los reyes encabezan una multitudinaria despedida a Plácido Arango