El Sespa dejará de publicar las listas de espera mientras dure esta crisis sanitaria

La Voz REDACCIÓN

ASTURIAS

El director general de Salud Pública, Rafael Cofiño (i), y la gerente de Servicio de Salud del Principado (Sespa), Concepción Saavedra,
El director general de Salud Pública, Rafael Cofiño (i), y la gerente de Servicio de Salud del Principado (Sespa), Concepción Saavedra, Principado de Asturias

Esta medida se suma a la interrupción de las cirugías, consultas y pruebas diagnósticas no urgentes

23 mar 2020 . Actualizado a las 20:44 h.

El Servicio de Salud del Principado de Asturias (SESPA) interrumpirá temporalmente la publicación de las listas de espera tras la reciente suspensión de cirugías, consultas y pruebas diagnósticas demorables por la crisis sanitaria del COVID-19. El Gobierno del Principado ha recordado que la suspensión de esta actividad asistencial se debe a la necesidad de optimizar los recursos humanos y materiales para hacer frente a la pandemia.

El decreto sobre garantía de tiempo máximo de acceso a las prestaciones sanitarias prevé la interrupción del cómputo de los plazos máximos hasta que desaparezcan dichas circunstancias en caso de acontecimientos catastróficos, huelgas, disfunciones graves que afecten a más de un centro o servicio sanitario y por epidemias. Así, dado que no se programará la citada actividad asistencial, el Sespa dejará de publicar las listas de espera transitoriamente, ya que no experimentarán ninguna modificación hasta que se retome la normalidad.

Salud ha resaltado que las demoras medias de las listas de espera de consultas, intervenciones quirúrgicas y pruebas diagnósticas se redujeron de forma generalizada en febrero gracias al aumento de la actividad asistencial. Entre las medidas implementadas están los programas quirúrgicos especiales por las tardes, la optimización de tiempos en jornada ordinaria y los programas de cirugía de gran complejidad. La espera media estructural por una consulta se redujo en 6,45 días en un mes, al pasar de los 81,15 de enero a los 74,70 de febrero. La reducción de las demoras también se constata en la lista de espera quirúrgica, especialmente en la de más de 180 días.