Un nuevo giro deja libres de las franjas horarias a 300.000 asturianos

Todos los habitantes de 59 concejos y de las localidades de menos de 5.000 vecinos quedan exentos de cumplir los límites horarios para pasear y practicar deporte individual.

Dos mujeres pasean este viernes por el parque de Invierno de Oviedo
Dos mujeres pasean este viernes por el parque de Invierno de Oviedo

Un giro de guion de última hora ha dejado a casi 300.000 asturianos sin el corsé de las franjas de las franjas horarias en el primer día, desde el 13 de marzo, en el que están permitidos los paseos y la práctica de deporte individual. Estos 300.000 asturianos, al igual que los 700.000 restantes, solo podrán salir a la calle una hora. Si pasean tendrán que hacerlo dentro del radio de un kilómetro de su domicilio y si corren, patinan o hacen ciclismo, es decir, para el resto de actividades, no podrán rebasar el límite de su concejos. Pero la gran ventaja es que podrán hacerlo a cualquier hora del día, sin consultar el reloj. Son los 300.000 que residen en núcleos de población de menos de 5.000 habitantes. Así se lo aclaró ayer la Delegación del Gobierno a la Federación Asturiana de Concejos (FACC), tras elevar una consulta al Ministerio de Sanidad.

Inicialmente, se había señalado que la unidad de medida eran los concejos. Esto suponía que todos aquellos con menos de 5.000 vecinos no tenían que acatar las franjas horarias pero sí el resto de requisitos. Esto beneficiaba a los 77.000 habitantes de los 49 concejos cuyo padrón está por debajo de esa cifra. Pero ahora, al rebajar a los pueblos, la cifra crece exponencialmente, con otros 222.000 más, con la zona rural de los territorios más poblados e,incluso, con municipios enteros. La decisión de Sanidad se ajusta como un guante a la singular estructura poblacional de Asturias. El detalle lo demuestra. 

Hay 9 concejos asturianos que antes tenían que someterse a las franjas horarios y ahora ya no. Son los de Aller, Cangas de Onís, Navia, Nava, Parres, Piloña, Ribadesella, Tineo y Valdés. La explicación sencilla. Estos municipios tienen más de 5.000 habitantes inscritos en su padrón pero ningún pueblo alcanza esa cifra en solitario. Así que quedan excluidos íntegramente. Hay un nutrido grupo en los que no ocurre eso porque la capital, donde se encuentra la sede del ayuntamiento, es grande y supera los 5.000 pero el resto del territorio está compuesto por pequeñas localidades. En esos casos los habitantes de las capitales tendrán que someterse a franjas horarias y el resto no. Tendrán restricciones los vecinos de Cangas del Narcea pueblo, Candás (Carreño), Luanco (Gozón) o Piedras Blancas (Castrillón). 

En las cuencas también hay buenos ejemplos. En el concejo de Mieres se quedan sin la limitación del cuadrante horarios 15.000 habitantes de núcleos de población; en Langreo, 4.000. También se benefician los 14.000 vecinos de la zona rural de Gijón, los 15.000 de la zona rural de Oviedo y los 5.000 de la de Avilés.

Otra casuística 

¿Entonces, yo, mañana, puedo coger la bicicleta cuando salga con mis hijos y que los tres vayamos juntos en bici? Seguro que la pregunta hasta le suena. Esta es solo uno de los interrogantes a los que miles de asturianos dan vueltas en sus cabezas antes el inicio del desconfinamiento, un alivio encorsetado por una normativa llena de horarios, distancias y aclaraciones. Es el ensayo general antes del inicio de la denominada fase cero que comenzará este lunes, 4 de mayo. El Principado espera que las comarcas rurales libres de coronavirus puedan dar un paso más que el resto de la región. Pero es algo que todavía está gestionando ante el Gobierno central. De momento, esa Asturias rural ya tiene algunas ventajas como es la liberación de las franjas horarias.

Las dudas asaltan a particulares y administraciones. En las últimas horas ayuntamientos como el de Gijón han tenido que desdecirse después de haber intentando flexibilizar la estructura general decretada por el Gobierno para los paseos y el ejercicio físico. Este consistorio pretendía permitir el uso del vehículo para surfistas y otros aficionados a los deportes acuáticos pudieran desplazar su material. También querían autorizar la pesca deportiva, algo que se ha dejado expresamente para fases más tardías. Por otro lado, tenía la intención de que se pudiesen combinar los paseos con los perros y deportes como correr. La Delegación del Gobierno ha comunicado al consistorio que nada de esto es posible. Suponían errores de interpretación del artículo 4.3 de la orden sobre condiciones para realizar actividad física.

Está todo en el BOE

Después de 50 días de confinamiento, en los que 15 fueron casi una hibernación total de la actividad, tal y como la ha denominado el Gobierno del Principado, ahora ya se puede ver la luz del sol desde el otro lado del cristal. El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado la orden que fija las condiciones en las que las personas mayores de 14 años podrán pasear y hacer deporte individual sin contacto. Los ayuntamientos, tal y como pretendía hacer Gijón, tiene un cierto margen de actuación. Así podrán, por ejemplo, repartir del espacio público a favor de los que caminan y de los que van en bicicleta, teniendo prioridad los primeros. Pero no se podrán usar vehículos o el transporte público para desplazarse con el fin de practicar la actividad física, como pretendía Gijón. Otra matización del texto oficial afecta a las franjas horarias. Permite que se realicen excepciones debidamente justificadas por causas médicas o por conciliación, para acompañar a mayores, menores o personas con discapacidad.

El armazón general al que se puede aplicar esas excepciones es el siguiente. Para la práctica de deporte individual y paseos con una persona con la que se conviva, de los 14 años en adelante los horarios son entre 6.00 y 10.00 horas y 20.00 y 23.00 horas. El límite para la práctica deportiva es el municipio y una vez al día. Los paseos, a un kilómetro del domicilio y también una hora. Las personas dependientes o quienes tengan que salir con un cuidador podrán salir de de 10.00 a 12.00 horas y de 19.00 a 20.00 horas. En esta franja se encuentran también los mayores de 70 años. Los menores de 14 años seguirán saliendo con un progenitor o cuidador autorizado, de 12.00 a 19.00 horas. Los municipios de menos de 5.000 habitantes, como se ha dicho, no tendrán que aplicar estas franjas horarias. 

Que los padres salgan a hacer deporte por la mañana y por la tarde a pasear con sus hijos será algo compatible. Al menos así lo ha indicado el director del Centro de Coordinación de Emergencias de Sanidad, Fernando Simón, que ha asegurado que «si una persona sale a hacer deporte por la mañana y luego es el padre que va a dar un paseo con el niño, entiendo que no tiene que haber incompatibilidad entre ambas».

El texto oficial detalla aspectos a tener en cuenta como que «no estará permitido el acceso a instalaciones deportivas cerradas para la práctica de las actividades previstas en esta orden» y que «no se podrá hacer uso de vehículo motorizado o del transporte público para desplazarse a vías o espacios de uso público con el fin de practicar la actividad física prevista en esta orden», que era lo que pretendía Gijón.

Excepciones

Habrá excepciones a las franjas horarias por «motivos de conciliación justificados». Además, el texto oficial recoge casos concretos para los que se podrán saltar las franjas horarias; excepciones que se podrán aplicar por «razones médicas debidamente acreditadas» en las que se recomiende la práctica de la actividad física fuera de las franjas establecidas», así como por «motivos de conciliación justificados de los acompañantes de las personas mayores, menores o con discapacidad».

¿Qué se puede hacer?

Hay que recurrir de nuevo al BOE. La recomendación para población adulta es la de realizar, al menos, 150 minutos de actividad moderada a la semana o 75 minutos de actividad vigorosa o una combinación equivalente de ambas. ¿Cómo se traduce esto? Pues el alivio del estado del confinamiento permite realizar actividades deportivas individuales, sin contacto y paseos diarios desde las 0.00 del 2 de mayo, una vez al día y dentro del municipio de residencia. Se podrá salir acompañado de una sola persona, con la que se conviva, a una distancia máxima de un kilómetro,-o con un cuidador si es necesario, y se podrá hacer un paseo al día. Sea cual sea la actividad, hay que mantener las distancias interpersonales .

No podrán pisar la calle y, por tanto, realizar estas actividades aquellos asturianos que presenten síntomas de padecer coronavirus o que estén en cuarentena.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Un nuevo giro deja libres de las franjas horarias a 300.000 asturianos