Asturias registra dos nuevas muertes 24 horas antes del cambio a la Fase 1

Desciende el número de hospitalizaciones en planta y cuidados intensivos mientras las autoridades llaman a extremar las precauciones en la desescalada

Técnicos sanitarios del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), trabajan en el interior de la cabina de seguridad del laboratorio de virología de este centro de referencia del Principado
Técnicos sanitarios del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), trabajan en el interior de la cabina de seguridad del laboratorio de virología de este centro de referencia del Principado

Como un recordatorio cruel de los estragos de la epidemia, el balance diario de la Consejería de Salud dejó un saldo de dos nuevas muertes apenas 24 horas de que Asturias se prepare para pasar a la Fase 1, un salto en la desescalada que llevará a un gran movimiento de población (se permite el tránsito entre concejos) lo que ha llevado a las autoridades a insistir en que las precauciones deben extremarse.

No es para menos. Aunque las cifras de hospitalizaciones y estancias en cuidados intensivos no dejan de mejorar en Asturias, el registro de fallecimientos por causa del coronavirus no da tregua y se cuentan con los dedos de la mano los días en los que hay una rebaja de fallecimientos. A 9 de mayo, la cifra total de muertes por COVID-19 en Asturias asciende a 295, dos más que ayer. Hasta ahora apenas se han contado dos jornadas sin muertes en Asturias desde que estalló la epidemia a mediados de marzo.

Las cifras de contagios siguen creciendo pero a un ritmo cada vez más reducido, en el balance del sábado se registraron 3.197 casos acumulados (2.343 confirmados por pruebas PCR y 854 por los test de anticuerpos positivos, los llamados test rápidos). Son apenas 14 más de los que se contaban en la jornada del viernes.

En el lado positivo de la balance destacan sobre todo la cifra de curaciones, que en Asturias ya asciende a 1.022 y el alivio de la presión hospitalaria. En las UCIs permanecen aún 30 pacientes, uno menos que ayer, e ingresados en planta se cuentan 85 personas, once menos que el pasado viernes.

En el caso de las residencias de ancianos tampoco hay buenas noticias en lo que se refiere al registro de muertes, que ascienden en total desde el comienzo de la epidemia a 179, cuatro más de las que se contaban en el balance del viernes. Esta diferencia (cuatro muertes en el registro de las residencias y dos en el balance diario) se explica porque se calculan con periodos temporales distintos, el registro de los geriátricos corresponde a los datos recabados entre las 17.00 horas de un día y las 17.00 del siguiente por lo que en varias ocasiones puede varias respecto al informe diario general. Es decir, se ha confirmado cuatro casos sospechos de deberse al coronavirus pero ninguno que haya sucedido en las últimas 24 horas.

Según ha precisado la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar, las muertes, que se produjeron en centros hospitalarios, se corresponden a un residente de Virgen de la Casa (el 3 de marzo), a un usuario de Hospital Gijón (el 18 de abril), otro de Cruz de la Victoria (el 22 de abril) y un último de la residencia de La Atalaya (el 7 de mayo), según recogió EFE.

A fecha de este sábado permanecen activos 51 casos de residentes en geriátricos de Asturias, tanto en la red públic dependiente del ERA como en los centros privados y concertados. Sin embargo el número de casos acumulados desde que se inició el recuento asciende a 640, dos más de los que se contaban el viernes. En el lado positivo el número de recuperaciones entre los ancianos crece hasta las 410.

Además de los ancianos, la epidemia ha hecho mella de forma muy dura en los trabajadores de las residencias. En el balance de este sábado se cuentan un total de 232 casos positivos acumulados (es decir que no ha habido nuevos contagios) de los que permanecen activos 36 y ya se cuentan 196 curaciones, una más de las registradas ayer.

 El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha pedido este sábado «prudencia» y que se adopten «todas las precauciones» a partir del lunes, cuando comenzará en la comunidad la fase 1 de desescalada, día en que los asturianos podrán realizar desplazamientos entre municipios.

«Hay que ser prudentes en el uso de ese derecho de la movilidad entre concejos. Siempre manteniendo normas de seguridad», ha señalado en rueda de prensa, tras realizar una visita al Laboratorio de Microbiología del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), donde recordado la importancia de mantener la distancia de dos metros entre personas, además del uso de mascarilla. «Que pasemos de fase no significa que lo hemos logrado todo. Podemos retroceder si lo hacemos mal», ha advertido.

Comentarios

Asturias registra dos nuevas muertes 24 horas antes del cambio a la Fase 1