El aeropuerto de Asturias acogió 14 vuelos hospitalarios durante la pandemia

En el último mes de abril, el aeródromo ha sufrido un desplome de 96,8% de operaciones respecto al mismo mes de año pasado

Efectivos del Ejército de Tierra realizan labores de desinfección en el Aeropuerto de Asturias
Efectivos del Ejército de Tierra realizan labores de desinfección en el Aeropuerto de Asturias

En el mundo anterior al estallido de la pandemia de coronavirus, el aeropuerto de Asturias ocupaba titulares por el debate político sobre la pertinencia de aumentar sus conexiones internacionales aunque los números de su balance de pasajeros y tránsitos era positivo y creciente. Pero a mediados de marzo todo cambió, las restricciones del Estado de Alarma, destinadas a limitar la movilidad entre comunidades y la comunicación con exterior dejaron al mínimo el funcionamiento del aeródromo de la comunidad: en abril ha operado 35 vuelos, un 96,8% menos que en el mismo periodo del año anterior. En abril sólo prestó servicio a 210 pasajeros.

El aeropuerto de Asturias redujo hasta casi poder contar con los dedos de las manos sus vuelos semanales pero en el balance desde el inicio de la cuarentena ha mantenido los llamados vuelos hospital, los que estan relacionados con atención sanitaria -desde traslado de enfermos o de equipos médicos a órganos para trasplantes-; han sido 14 los registrados desde el 15 de marzo según las estadísticas de AENA y, según apuntaron fuentes de la entidad, no tienen relación con el coronavirus. 

En los comienzos del estado de alarma, desde finales de marzo hasta mediados de abril, el aeropuerto de Asturias limitó su actividad a atender las necesidades de los usuarios de los aviones que llegaban y salían desde el aeródromo a Madrid y Barcelona, los únicos destinos directos desde Asturias permitidos en ese periodo. De hecho, desde el 8 de abril, el aeropuerto de Asturias está funcionado en un escenario de operación a demanda, esto es que sólo acepta operaciones cuando se solicitan y autorizan con una antelación de tres horas. Estas solicitudes pueden ser demandadas por las compañías aéreas pero también por un organismo oficial (Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Organización Nacional de Trasplantes, Aduanas, Protección Civil, entre ellas).

Así, según los datos de AENA, de las 35 aeronaves (entre llegadas y salidas) que operaron en Asturias en el mes de abril, 24 fueron regulares, 11 fueron chárter u otras clases de tráfico. En el mes de abril, de esos 11 últimos vuelos, dos correspondieron a la categoría hospitalaria.

Aunque el aeródromo asturiano se encuentre en la situación a demanda, su horario operativo es el mismo que antes del cambio provocado por la cuarentena, de 06.40 a 23.45; si bien como todos los años, en el periodo del 20 de mayo y hasta el 10 de octubre, se extiende hasta las 1.30 horas.

En este periodo excepcional, los trabajadores del aeropuerto han tenido que reorganizarse. Según explicó AENA, en los momentos sin operaciones, en los que no hay que atender ningún vuelo, se realizan labores de mantenimiento en un periodo de cinco horas en el que están presentes 7 personas «bomberos, señalero, técnicos de la central eléctrica y agente de terminal».

Cuando hay vuelos, el personal se amplía a 10 trabajadores que «desarrollan las revisiones y actuaciones necesarias para declarar la operatividad del aeropuerto y permanecen hasta la completa atención de la operación».

Comentarios

El aeropuerto de Asturias acogió 14 vuelos hospitalarios durante la pandemia