El coronavirus acelera el descenso en el número de pensionistas en Asturias

Los muertos por la COVID-19 hacen caer el gasto en pensiones por primera vez


Oviedo

La población asturiana envejece a un ritmo constante, pero a pesar de ello en los últimos meses ha caído el número de pensionistas en la región en tasa interanual. Es una tendencia que se repite desde el mes de diciembre del año pasado, pero ahora el coronavirus ha acelerado ese descenso y ha situado los datos en niveles de hace dos años. Con todo, los números del Gobierno central reflejan que la comunidad autónoma tenía 272.309 pensionistas a fecha 1 de mayo, 541 menos que hace un año.

El número de pensionistas ha crecido en Asturias en tasa interanual de forma continua desde que en 2005 se iniciase la serie histórica. El punto de inflexión se produjo en el mes de diciembre de 2019, ya que en esa fecha Asturias contabilizó 108 pensionistas menos que un año antes. Desde ese momento la tendencia se ha mantenido constante hasta que el coronavirus la ha acelerado en abril. Los motivos principales de esta aceleración en la caída han sido un aumento en el número de fallecimientos motivado por la enfermedad y el hecho de que las oficinas de la Seguridad Social han estado cerradas, por lo que los trámites para solicitar la pensión solo se han podido hacer online.

Los datos del Ministerio de la Seguridad Social también reflejan que la pensión media por jubilación en Asturias se situó en mayo en 1.399,59 euros, la segunda más alta entre las comunidades autónomas tras el País Vasco. La pensión por jubilación en Asturias fue un 20,6% superior a la media nacional, que ascendió a 1.160,69 euros. Esa pensión en el Principado -incluidas las de jubilación, viudedad, orfandad, incapacidad permanente y en favor de familiares- ascendió a 1.190,13 euros, un 1,9% más que hace un año. Además, es un 17,8% superior a la media de España, también es la segunda más alta del país, sólo por detrás del País Vasco.

Por otro lado, el número total de pensiones en Asturias ascendió en mayo a 300.676 -un pensionista puede cobrar más de una pensión- , cifra que supone un 0,3% menos que en el mismo mes del año pasado. Por tipo de pensiones en Asturias, además de la de jubilación, la de viudedad se situó en 826,43 euros, con 80.679 beneficiarios, y la de orfandad, en 494,08 euros, con 8.869 beneficiarios.

Los muertos por la COVID-19 hacen caer el gasto en pensiones por primera vez

La nómina de las pensiones contributivas de la Seguridad Social ascendió a 9.852,78 millones de euros a 1 de mayo, lo que supone una caída mensual del 0,27 %, el primer retroceso de la serie, debido al descenso del número de altas y al incremento de las bajas por los efectos del coronavirus. De acuerdo con los datos publicados este martes por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el sistema contaba a 1 de mayo con un total de 9.754.137 pensiones contributivas, 38.508 menos que el mes anterior.

En abril se acentúo, como informa Efe, la tendencia de descenso en el número de pensionistas ya observada el mes anterior, que en el caso de la bajas tuvo que ver con que la mortandad por el covid-19 afectó especialmente al colectivo de mayor edad, mientras que en el descenso de las nuevas altas influyó el cierre de las oficinas que llevó a muchas personas a retrasar el trámite de incorporación al sistema. La Seguridad Social ha informado de que en abril se registraron 31.232 altas en el sistema, un 13,9 % menos que el mes anterior y un 32,2 % inferior al mismo mes de 2019.

Si se considera el acumulado anual desde enero hasta el inicio de mayo de 202, causaron alta 157.896 nuevas pensiones, el 22,1 % menos que en el mismo periodo del 2019, y baja, 205.638 pensiones, un 17,5 % más que el año anterior.

El Ministerio no ha dado el dato de bajas de abril, pero sobre acumulado se puede calcular que fueron 69.857, el 61 % más que en marzo (43.370) y el dato más alto desde enero de 2015. Del gasto total en pensiones, más de dos tercios de la nómina se destinaron al abono de las pensiones de jubilación, cuyo montante ascendió a 7.049,44 millones, una cuantía que ha crecido un 3,02 % en los últimos doce meses.

Del total de pensiones contributivas, 6.073.499 fueron por jubilación, 2.343.975 correspondieron a prestaciones de viudedad; 953.905, a incapacidad permanente; 339.814, a orfandad, y 42.944, a favor de familiares. La pensión media del sistema alcanzó los 1.010,11 euros mensuales, lo que supuso un aumento interanual del 2,03 %, mientras que la pensión media de jubilación ascendió a 1.160,6 euros, un 2,02 % más respecto al año pasado.

Las pensiones correspondientes a las nuevas altas de jubilación fueron de 1.472,49 euros al mes, por encima de la media del sistema y un 9,8% superior al importe de las nuevas pensiones en 2019. El número de pensiones de las clases pasivas en vigor en el mes de abril fue de 636.302, lo que ha situado la nómina en 1.151,15 millones de euros.

Comentarios

El coronavirus acelera el descenso en el número de pensionistas en Asturias