Barbón: «No sé si seremos capaces de controlar el rebrote. Quizá tengamos que retroceder»

El presidente del Principado asegura que está poniendo todos los medios pero advierte de que medidas como la movilidad entre regiones del norte quedan en el aire

El presidente del Principado, Adrián Barbón, tras finalizar el acto institucional que se celebró este miércoles con motivo de la declaración de luto oficial por las víctimas del coronavirus, en el que se guardaron cinco minutos de silencio en su memoria
El presidente del Principado, Adrián Barbón, tras finalizar el acto institucional que se celebró este miércoles con motivo de la declaración de luto oficial por las víctimas del coronavirus, en el que se guardaron cinco minutos de silencio en su memoria

«No sé si seremos capaces de controlar el rebrote porque algunas veces escapan al control de las administraciones, lo que significa que en lugar de seguir avanzando quizá tengamos que retroceder. Garantizo que estamos poniendo todos los medios para conseguirlo». El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha reconocido que el brote de coronavirus detectado en la residencia El Carmen, de Gijón, deja, por el momento, en suspenso todos los planes de desescalada que tenía sobre la mesa. Había hablado de permitir la movilidad entre las regiones del norte que se encuentran en la misma situación o de pedir medidas específicas para la hostelería asturiana. Incluso, el presidente de la patronal hostelera, José Luis Almeida, había pedido avanzar más rápido y adelantar a la fase tres. Todo eso está en el aire. Barbón ha reconocido que activar la economía es importante pero ha matizado que «lo peor que le puede pasar a la economía asturiana es que se produzca un rebrote incontrolable y que tengamos que volver a confinarnos».

Quiere ver la evolución de este foco de coronavirus detectado en Gijón antes de adoptar ninguna decisión pero Barbón ya ha dejado claro que su intención es «agotar la desescalada», es decir, trabajar para que se mantenga el estado de alarma hasta finales de junio y transitar por todas y cada una de las fases que ha marcado el Gobierno central. «¿Qué estaríamos pensando si hubiéramos adelantado la fase tres y hoy tuviéramos esta noticia con un brote en una residencia?», se ha preguntado en una comparecencia pública desde la sede de Presidencia, retransmitida por la televisión autonómica y en la que aceptó preguntas.

Cada vez que interviene en público o cada vez que se pronuncia en sus activos perfiles de las redes sociales, el presidente del Principado dice lo mismo. Reconoce que tiene miedo a los rebrotes, se muestra preocupado por las imágenes de relajación que le llegan y reclama que se extreme la seguridad individual, con el uso de mascarillas, los dos metros de distancia social y el lavado de manos. Hoy ha vuelto a hacerlo, ya con el caso de la residencia El Carmen sobre la mesa.

No es algo que esté pasando solo en Asturias. En las últimas horas se han confirmado focos en Andalucía o en Extremadura, por citar dos casos. Barbón ha recordado que también ha pasado en Corea del Sur, uno de los países que se pone de ejemplo por la forma en la que ha abordado la pandemia. El jefe del Ejecutivo regional ha explicado que un solo positivo ha contagiado a 80 coreanos más. 

Por todas estas razones, prefiere no hablar del futuro y de la desescalada hasta que no sepa cómo se comporta este brote y si las medidas adoptadas han sido eficaces. Ha felicitado tanto a la Consejería de Salud como a la Derechos Sociales y Bienestar por la rapidez con la que han trabajado. También ha apoyado de manera expresa a la gerente del organismo de los Establecimientos Residenciales (ERA), Ana Suárez Guerra. Ha felicitado su labor en los peores momentos de la epidemia y ha defendido su idea de reforzar este verano la plantilla de los centros gerontológicos. Ha explicado que pasar del 30% al 40% es algo que está permitido por convenio y que es comprensible. Ha agradecido también la labor de los trabajadores y ha señalado es que necesario realizar un esfuerzo más.

Salud detecta un brote en una residencia de Gijón con 19 positivos

s.d.m.
Entrada de la residencia de ancianos El Carmen, en Gijón
Entrada de la residencia de ancianos El Carmen, en Gijón

La consejería pone en cuarentena a los trabajadores y traslada a centros de referencia a 38 usuarios de la residencia El Carmen. Los vigilantes epidemiológicos buscan ahora los contactos estrechos para ponerlos en cuarentena

La Consejería de Salud ha confirmado la aparición de un brote de coronavirus en el Instituto Gerontológico Astur, popularmente conocido como residencia de El Carmen, de Gijón. La Administración sanitaria decidió realizar un estudio completo en plantilla y residentes tras confirmar un positivo en un trabajador. Fruto de esos análisis con PCR, han detectado 19 positivos, cuatro en empleados y 15 en usuarios.

Para tratar de controlar la situación se ha realizado una intervención sanitaria. La mayoría de los positivos son asintomáticos pero se han adoptado medidas urgentes. Los trabajadores han sido aislados y tiene que pasar su cuarentena. Esta medida también se ha aplicado a los que han dado negativo pero tiene una alta sospecha epidemiológica. Por su parte, 38 usuarios han sido trasladados a los centros de referencia, como el Hospital de Cabueñes o el Centro Neurológico de Langreo.

Seguir leyendo

Comentarios

Barbón: «No sé si seremos capaces de controlar el rebrote. Quizá tengamos que retroceder»