El PP plantea un vuelco en cinco ayuntamientos asturianos: insta a lanzar mociones de censura

Teodoro García Egea propone desalojar a la izquierda de las alcaldía allá donde den los números y apela a Ciudadanos y Foro

El popular Teodoro García Egea
El popular Teodoro García Egea

Pensando en la siguiente batalla política, una vez que dé comienzo la «nueva normalidad» tras el fin del Estado de Alarma, el secretario general del PP, Teodoro García Egea ha apuntado a los ayuntamientos. El dirigente popular ha señalado que planteará una serie de mociones de censura en cadena en los consistorios en los que sea posible agrupar el voto conservador para desalojar a alcaldes de la izquierda y para ello aseguró que buscará pactos con grupos como Ciudadanos o Foro Asturias, con quien compartieron coalición en las últimas elecciones generales. Pero de la teoría a la práctica hay un trecho, tan grande como el que va de la administración nacional a la local, y en los concejos asturianos, aún en los casos en los que los números hagan posible esa hipótesis, que apenas son cinco, los implicados no han mostrado mucho interés explícito.

Sobre el papel y en un ejercicio de política ficción que no tuviera en cuenta las singularidades locales de cada municipio, la propuesta de Teodoro García Egea tendría posibilidades en Tapia de Casariego (donde una suma de PP, Foro y Ciudadanos podría desbancar al PSOE), en Colunga (donde el PP podría dar su apoyo decisivo a una alcaldía naranja). También sumarían mayoría en concejos como Ribadesella, Aller o Valdés pero teniendo que añadir a la ficción política la desaparición de partidos locales, con pocos concejales pero bisagras para la gobernabilidad, y también obviando acuerdos ya existentes entre grupos de diferente espectro ideológico pero que funcionan a nivel local.

A preguntas de La Voz de Asturias, el secretario general de Foro, Adrián Pumares, señaló que en los estatutos de su partido está recogida explícitamente la autonomía municipal para los pactos locales y que no contemplan un pacto global firmado desde instancias superiores para todos los consistorios. «Se debe respetar siempre lo que decida la comisión directiva de cada municipio», recalcó Pumares.

Lo cierto es que ya en la pasada legislatura PP y Foro chocaron cuando el partido mayor trató de extender el acuerdo de coalición de las generales a los concejos. La anterior presidenta regional, Mercedes Fernández, puso en el foco en Cangas del Narcea pero siempre se encontró con la negativa forista. Incluso el último pacto para las generales fue discutido y la presidenta Carmen Moriyón no lo veía del todo pertinente. La crisis abierta actualmente en Foro tampoco facilita estos acuerdos. Su diputado en el Congreso, Isidro Martínez Oblanca, leal a la fracción de Álvarez-Cascos vota de forma sistemática junto a los populares pero lo hace sin concierto con la dirección del partido en Asturias.

Por su parte la directiva de Ciudadanos en Asturias optó por no valorar por el momento la propuesta del PP nacional. Colunga sería el principal triunfo para los naranjas en el caso de que cuajara un acuerdo semejante pero comprometería cualquier otro tipo de acuerdo con los socialistas a nivel autonómico. La trayectoria de Ciudadanos en el Principado ha ido escorándose, en todo caso, hacia la derecha después de las últimas elecciones locales. La apuesta de los naranjas en la carrera a la presidencia autonómica fue el exrector de la Universidad de Oviedo, Juan Vazquéz, con un perfil mucho más centrista que el marcado por Albert Rivera lo que terminó comprometiendo sus resultados y terminó por dejar el escaño. El acuerdo de Ignacio Cuesta, el actual portavoz autonómico de Ciudadanos Asturias, con el PP en la capital le llevó a ser teniente de alcalde en Oviedo pero también desbarató la posibilidad de un acuerdo con los socialistas en el parlamento regional. Cuesta desplazó a Ignacio Prendes, que en los órganos internos nacionales se había mostrado abierto a levantar el veto al PSOE en el Estado e, incluso el acuerdo presupuestario del grupo parlamentario naranja en la Junta General recibió un correctivo desde Madrid que terminó en la dimisión de la diputada independendiente Ana Coto.

El plan de García Egea

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, aseguró que su partido está trabajando en la presentación de mociones de censura en municipios de toda España, como Peñafiel (Valladolid) o Guardo (Palencia), para desbancar a la izquierda donde sea posible, a través de acuerdos con las fuerzas de centro derecha.

En una entrevista en Onda Cero, explicó que es la Vicesecretaria de Política Territorial del partido, que dirige Antonio González Terol, la que está realizando esta labor de «poner de acuerdo» a aquellos partidos del mismo espectro ideológico con los que no se consiguió pactar en los plenos de investidura de hace un año.

Así, los pactos no solo se están hablando con Ciudadanos, sino también con Coalición Canaria, Unión del Pueblo Navarro (UPN) o Foro Asturias, y en general con las fuerzas de centro derecha con las que el PP comparte «lo fundamental» -bajar impuestos, impulsar actividad económica y mejorar la calidad de vida- para lograr lo que denominó «gobiernos de libertad» en los ayuntamientos.

García Egea ha dicho que el PP lleva un tiempo trabajando en esta tarea y los últimos municipios han sido Guardo (Palencia); Huércal-Overa (Almería), o Peñafiel (Valladolid), entre otros, en los que se realiza una labor a «nivel local y sobre el terreno» para lograr acuerdos para mociones de censura; según citó la agencia EFE

Comentarios

El PP plantea un vuelco en cinco ayuntamientos asturianos: insta a lanzar mociones de censura