Seis playas asturianas en las que no tendrás problema para guardar distancias

Con más de un kilómetro de longitud tienen sitio de sobra para disfrutar de una jornada veraniega en la nueva normalidad

Playa de Vega
Playa de Vega

Redaccion

Asturias tiene más de 200 playas y calas a lo largo de su costa. En su mayoría, son pequeños arenales pero también hay más de una docena de playas que superan el kilómetro e incluso llegan a más de dos kilómetros de longitud. Este verano, debido a la pandemia de coronavirus, se hace imprescindible respetar al menos una distancia de dos metros entre bañista y bañista. Estas son ocho playas que te permitirán disfrutar de la nueva normalidad sin tener que preocuparte de mantener esa distancia de seguridad porque tienen más de un kilómetro de largo y, al no ser urbanas en su mayoría, algunas no suelen estar demasiado concurridas. Y si lo están, hay sitio de sobra…

1. Playón de Bayas

Playa, o playón, de Bayas, el arenal más largo de Asturias
Playa, o playón, de Bayas, el arenal más largo de Asturias

Ubicada en Castrillón, es el arenal más largo de Asturias con sus casi tres kilómetros de longitud. Perfecta para quienes gustan de dar paseos por la orilla del mar, aunque también destaca por su impresionante paisaje de acantilados, dunas y formaciones rocosas en el arenal, que es realmente inmenso incluso con la marea alta. De arenas doradas oscuras y finas, el playón de Bayas, o el Sablón -que precisamente significa arena en asturiano-, se une con la playa de Los Quebrantos en bajamar. Su oleaje es fuerte, pero tiene una zona acotada para el baño y servicio de salvamento.

El aparcamiento está situado en el acceso a la playa y a veces se queda pequeño ante la afluencia de usuarios, sobre todo los fines de semana. Bayas también es la opción más interesante para quienes tienen perro, puesto que permite el acceso en una zona delimitada -en la que los canes en todo caso tienen que estar atados para que no accedan a los sistemas dunares- durante todo el año. En su extremo oriental, aparece una zona conocida como Los Requexinos, de gran belleza natural y frecuentada por nudistas. Y está situada al lado del aeropuerto asturiano.  

Playa de Los Quebrantos
Playa de Los Quebrantos

Los Quebrantos, por su parte, es la playa de San Juan de la Arena, en Soto del Barco, y tiene unos 800 metros de longitud que se unen a los del playón de Bayas para sumar más de tres kilómetros. De arena negra, se forma en la desembocadura del Nalón y tiene accesos desde la villa incluso a través de un carril-bici. En su parte más urbana tiene un paseo marítimo.

 2. Playa de Xagó

Playa de Xagó
Playa de Xagó

Está ubicada en el concejo de Gozón, a seis kilómetros de Avilés y tiene más de dos kilómetros de largo y es uno de los arenales más salvajes de Asturias, con un espectacular conjunto dunar y entorno natural que la convierten en una playa tranquila e inmensa.

Al ser tan grande, también es idónea para practicar surf por su fuerte oleaje. Tiene servicio de Salvamento, que acota zonas recomendables para el baño cuando la mar no es tan brava. De arena dorada, se enmarca entre grandes acantilados del Cabo Negro, en pleno Paisaje Protegido del Cabo Peñas y suele estar expuesta a vientos del nordeste. En días de mucha afluencia, el aparcamiento puede llegar a quedar pequeño pero no la playa, que cuenta con oferta hostelera en su entorno.  

3. Playa de Vega

Playa de Vega, en Ribadesella
Playa de Vega, en Ribadesella

Ubicada en el concejo de Ribadesella, en el pueblo del mismo nombre, es uno de los arenales más extensos de Asturias y tiene un enorme valor natural al estar enmarcada en el Monumento Natural de Vega y Entrepeñas, que abarca también los acantilados, el complejo dunar o la desembocadura del río Acebo, en donde se localiza un área recreativa. Con sus casi 1,5 kilómetros de extensión, es difícil que se llene por mucha afluencia que reciba.

Por su fuerte oleaje, al ser una playa tan abierta al mar, también suele estar frecuentada por surfistas y, en su extremo más occidental, por naturistas. En en el más oriental, se conservan huellas de dinosaurio y alberga en su agreste entorno especies botánicas únicas como las mosquitos doradas, una planta que solo se encuentra en esta parte de la costa asturiana. La arena es fina, de color dorado, dorada y cuenta con todo tipo de servicios como duchas, aseos, salvamento, chiringuitos o aparcamientos gratuitos y de pago.

4. Playa de San Antolín

 

Playa de San Antonlín
Playa de San Antonlín

Es el arenal de mayores dimensiones del concejo de Llanes, con 1,2 kilómetros de longitud y 62 metros de ancho. Situada en la localidad de Naves, a diez kilómetros de Llanes, en ella desemboca el río Bedón, muy próximo al pequeño núcleo rural que da nombre a esta enorme playa de cantos, con alguna zona de arena blanca, y cuyo fuerte oleaje la hace peligrosa para el baño pero la desembocadura del río ofrece posibilidades.

Suele estar muy frecuentada por surfistas y por familias, además tiene muy cerca la playa de Gulpiyuri. Pese a estar rodeada de montañas, es una playa semiurbana así que, entre otros servicios, tiene un amplio aparcamiento situado junto a un mirador de vistas magníficas, vigilancia, chiringuitos y un paseo marítimo reformado en los últimos años.

5. Playa de La Espasa

Playa de La Espasa
Playa de La Espasa

El río de La Espasa, que divide los concejos de Caravia y Colunga, desemboca en este arenal de algo más de un kilómetro de longitud que está integrado también en bajamar por las playas de El Viso y de Moracey, una cala cerrada por el Pozu de Les Pipes, en donde se ubica la zona más tranquila. Playa de arena fina, con color tostado, y oleaje moderado en la que es habitual realizar deportes acuáticos. Cuenta con servicio de salvamento de 12 a 19 horas, chiringuitos, zonas verdes con mesas en su entorno y juegos infantiles, así como duchas y aseos.

El aparcamiento (uno de pago y otro gratuito) es amplio aunque los fines de semana de verano suele llenarse y las vistas, tanto al horizonte marino como a la sierra del Sueve, idílicas. Con la marea baja, el arenal es inmenso y perfecto para mantener las distancias y dar un paseo. 

Playa de la Isla
Playa de la Isla

Con marea baja, se une a la playa de La Isla, que es otro largo arenal dorado de 800 metros que toma su nombre de un islote al que se accede a pie en bajamar. De fuerte oleaje, La Isla tiene hacia el este también otra playa llamada El Barrigón a la que se accede con marea baja. En la zona, destaca un tramo de acantilados de entre 50 y 75 metros de altura con un gran valor natural y cultural, ya que se han encontrado restos castreños y romanos en sus inmediaciones.

6. Playa de Vallina

Playa de Vallina
Playa de Vallina

Ubicada en el concejo de Cudillero, tiene casi un kilómetro de longitud de cantos rodados de diferentes tamaños, con arena blanca en algunas zonas, por lo que conviene llevar calzado adecuado. Se puede acceder a ella a pie desde Oviñana, en dirección al faro, tomando el primer desvío a la izquierda tras la iglesia, ya que se trata de un agradable paseo de apenas 15 minutos de duración. Es una playa muy tranquila, poco frecuentada por turistas e ideal para tomarse un baño, para pasear y, por supuesto, para hacer fotos.

En ella desemboca el río Vívigo y tiene varias cascadas y dos antiguos molinos en buen estado que son los que precisamente marcan el camino hasta la playa. Uno de ellos está casi al borde del mar. También es un lugar frecuentado por quienes practican pesca submarina y por naturistas. Al ser territorio virgen, no tiene servicios ni salvamento, por lo que se recomienda extremar las precauciones cuando el oleaje sea fuerte.

Las 60 preguntas imprescindibles para vivir la nueva normalidad en Asturias

La Voz
El Muro de de Gijón, con la playa de San Lorenzo cubierta de niebla
El Muro de de Gijón, con la playa de San Lorenzo cubierta de niebla

El Principado explica a través de una serie de preguntas prácticas todo lo que se puede hacer en la región a partir del domingo

El Gobierno del Principado acaba de presentar el decreto que regulará la vuelta a la normalidad en Asturias, a partir del domingo, una vez que concluya el estado de alarma por la epidemia del coronavirus. Ahora surgen multitud de preguntas sobre qué se podrán, sobre qué actividades antes rutinarias ahora pueden estar limitadas, restringidas o incluso algunas pueden ser no recomensables. La propia administración ha respondido a muchas de las preguntas más frecuentes.

1. ¿Hasta cuándo estaremos en fase de nueva normalidad?

De momento el horizonte temporal es incierto. Será el Gobierno central quien declare, de manera motivada y de acuerdo con la evidencia científica disponible, previo informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, la finalización de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. El Gobierno, a efectos de adoptar esta decisión, consultará previamente a las comunidades autónomas en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Seguir leyendo

Comentarios

Seis playas asturianas en las que no tendrás problema para guardar distancias