Seis playas asturianas en las que no tendrás problema para guardar distancias

E. G. B. REDACCION

ASTURIAS

Playa de Vega
Playa de Vega Turismo Asturias

Con más de un kilómetro de longitud tienen sitio de sobra para disfrutar de una jornada veraniega en la nueva normalidad

21 jun 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Asturias tiene más de 200 playas y calas a lo largo de su costa. En su mayoría, son pequeños arenales pero también hay más de una docena de playas que superan el kilómetro e incluso llegan a más de dos kilómetros de longitud. Este verano, debido a la pandemia de coronavirus, se hace imprescindible respetar al menos una distancia de dos metros entre bañista y bañista. Estas son ocho playas que te permitirán disfrutar de la nueva normalidad sin tener que preocuparte de mantener esa distancia de seguridad porque tienen más de un kilómetro de largo y, al no ser urbanas en su mayoría, algunas no suelen estar demasiado concurridas. Y si lo están, hay sitio de sobra…

1. Playón de Bayas

Playa, o playón, de Bayas, el arenal más largo de Asturias
Playa, o playón, de Bayas, el arenal más largo de Asturias Turismo Asturias

Ubicada en Castrillón, es el arenal más largo de Asturias con sus casi tres kilómetros de longitud. Perfecta para quienes gustan de dar paseos por la orilla del mar, aunque también destaca por su impresionante paisaje de acantilados, dunas y formaciones rocosas en el arenal, que es realmente inmenso incluso con la marea alta. De arenas doradas oscuras y finas, el playón de Bayas, o el Sablón -que precisamente significa arena en asturiano-, se une con la playa de Los Quebrantos en bajamar. Su oleaje es fuerte, pero tiene una zona acotada para el baño y servicio de salvamento.

El aparcamiento está situado en el acceso a la playa y a veces se queda pequeño ante la afluencia de usuarios, sobre todo los fines de semana. Bayas también es la opción más interesante para quienes tienen perro, puesto que permite el acceso en una zona delimitada -en la que los canes en todo caso tienen que estar atados para que no accedan a los sistemas dunares- durante todo el año. En su extremo oriental, aparece una zona conocida como Los Requexinos, de gran belleza natural y frecuentada por nudistas. Y está situada al lado del aeropuerto asturiano.