La irrelevancia de Asturias entre la élite empresarial española

Solo dos asturianos participan en la cumbre «Empresas españolas liderando el futuro» organizada por la CEOE

El foro «Empresas españolas liderando el futuro» organizado por la CEOE
El foro «Empresas españolas liderando el futuro» organizado por la CEOE

oviedo

Son todos los que están y están todos los que son. Pablo Isla, Ana Patricia Botín, Ignacio Galán, Josep Oliú, Juan José Hidalgo, Juan Roig, Antonio Garamendi... Y así hasta más de 130 empresarios que participan en una cumbre organizada por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) bajo el título «Empresas Españolas liderando el cambio». Son los más influyentes, los que pueden condicionar el devenir del país con sus opiniones y, por ello, quieren que sus tesis sean escuchadas. Entre este selecto grupo solo hay dos son asturianos, y uno es Belarmino Feito, presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), que participa en la jornada en la que lo hacen los líderes del resto de comunidades autónomas. El otro es Jorge Cosmen, presidente de Alsa.

Asturias es una comunidad de poco más de un millón de habitantes en un país de 47 millones. Con la población más envejecida del país y los sectores productivos que la sostuvieron durante décadas abocados al cierre o en horas bajas -carbón, naval e industria-, la salud de sus empresas pasa por un momento delicado que se evidencia en la poca relevancia en este tipo de eventos.

Las jornadas impulsadas por la CEOE abarcan las ramas de actividad más importantes del país y tiene como ponentes a los primeros espadas de las sociedades más prestigiosas. Para la patronal, solo un asturiano tiene cabida en ese selecto grupo. Se trata de Jorge Cosmen, presidente de Alsa, que analizó ayer martes la situación del sector del transporte. También participa Belarmino Feito, presidente de FADE, pero lo hace junto al resto de presidentes de las patronales autonómicas.

El tamaño de las compañias asturianas, la inmensa mayoría son pymes, es uno de los principales hándicaps del tejido empresarial de la región. Asturias tiene un puñado de empresas importantes que marcan el ritmo en sus sectores, pero son multinacionales dirigidas desde otros países cuyos propietarios no son asturianos. Son casos como ArcelorMittal, Dupont, Bayer o Thyssenkrupp. También hay otras compañías de tamaño importante como Alimerka, la que más trabajadores emplea en la región, pero compite con gigantes como Mercadona, de ahí que en el panorama nacional no tenga tanta fuerza y no participe en eventos como del de la CEOE. Otro ejemplo similar es Central Lechera, una marca asturiana de prestigio con fuertes competidores.

El objetivo de la cumbre es marcar las directrices de las políticas que a juicio de los empresarios deben tomarse para que España se recupere de la crisis provocada por el coronavirus. En la primera jornada, los participantes remarcaron como dos de los elementos fundamentales con los que pretenden presionar al gobierno: que no se derogue la reforma laboral y que no se suban impuestos.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La irrelevancia de Asturias entre la élite empresarial española