Asturias estudia cómo limitar la movilidad en caso de un rebrote grave

ASTURIAS

 Imagen de la playa de San Lorenzo, en Gijón
Imagen de la playa de San Lorenzo, en Gijón Alberto Morante

El Principado traslada la consulta a los servicios jurídicos. Salud reconoce que es «previsible» que se detecten focos pero controlables sin recurrir al confinamiento

26 jun 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El Principado está consultado con sus servicios jurídicos las herramientas que tiene a su alcance para decretar el confinamiento o limitar la movilidad en una zona concreta del territorio en caso de que se detecte un rebrote grave de coronavirus, ahora que ha ya concluido el estado de alarma. La Administración busca un instrumento que le permita actuar con agilidad en caso de que se produzca una transmisión descontrolada, pero lo cierto es que no la espera. En los escenarios que maneja la Consejería de Salud sí que aparecen focos, como los ya detectados en dos residencias hace unas semanas. Pero se trata de situaciones controladas, con un número escaso de positivos y con una rápida identificación de los contactos estrechos, para ponerlos en aislamiento. 

Así lo explica el director general de Salud Pública, Rafael Cofiño, que reconoce que «lo más previsible es que haya brotes que podamos controlar, como estos últimos que ya tuvimos». De hecho, matiza que hace ya casi dos semanas que no se han diagnosticado nuevos casos y los que se han sumado al cómputo global son algunos antiguos. Cofiño recuerda que en las dos residencias, una de Oviedo y otra de Gijón, la actuación fue rápida. En menos de 24 horas se habían hecho las pruebas, se había aislado a los positivos, identificado a los contactos estrechos y notificado la situación, para que adoptasen las medidas de aislamiento individual.

Marco legal y protocolos

Aunque no sea esperable, el Principado tiene que estar preparado. Lo que necesita saber es la capacidad jurídica que tiene si hay que adoptar medidas de confinamiento en un determinado territorio, ya sea una zona básica de salud, un concejo o un área sanitaria. La unidad de medida en la que se tendría que aplicar la limitación de movimiento no depende tanto de la herramienta jurídica como del número de infectados y de la intensidad que tenga el rebrote, es decir, cuántos positivos y cuántos contactos estrechos se localicen.