Los secretos del jardín botánico privado de Luarca, uno de los más grandes de España

Tras la reforma del Ayuntamiento abrirá el día 1, con entrada gratis hasta el 10


luarca / la voz

Los famosos jardines de Fonte Baixa, conocidos como Panrico, volverán a recibir visitantes desde este 1 de julio. Tras meses en obras, el enclave situado junto a Luarca recobrará parte de su esplendor al reabrir en torno a un 40% de sus doce hectáreas. El acto oficial será a las 12.00 horas. Durante diez días la entrada será gratuita y a partir del 10 de julio el coste por entrar será de tres euros. Además, habrá descuento de un euro para grupos de más de 10 personas y estudiantes. Jubilados, menores de entre 14 y 17 años, mayores de 65 y discapacitados pagarán 1,5 euros. El horario de apertura será de 10.30 de la mañana a 19.30 de la tarde.

Durante la visita no habrá límite de tiempo limitado para recorrer el que se considera uno de los jardines botánicos privados más grandes de Europa. Lo creó hace cerca de 40 años uno de los fundadores de la empresa Panrico, José Rivera de Larraya, tras hacerse con 58 propiedades de cerca de 40 vecinos de la zona.

En el año 2014 lo puso a la venta por nueve millones de euros, una cifra que ha sido rebajada hasta los actuales 3,9 millones. Hace unos meses, y tras no llevarse a cabo la venta, el consistorio valdesano llegó a un acuerdo con los propietarios para hacerse con su mantenimiento y gestión a cambio de 1.500 euros mensuales.

Estos días los trabajos en los jardines han sido muy intensos. En su interior hay una vivienda de más de mil metros cuadrados, con diez dormitorios y otros tantos baños, y una zona de más de diez hectáreas destinada exclusivamente a bosques y jardines.

Hay 17 kilómetros de paseos, una veintena de fuentes, cinco estanques y nueve miradores. No estarán reabiertos todos estos lugares, ya que el consistorio ha decidido acondicionar para la visita un 40% de su total. En todo caso, será un recorrido suficiente para que los visitantes puedan hacerse a la idea de la grandiosidad de un lugar donde hay 570 variedades de plantas y árboles procedentes de todos los puntos del mundo. 25.000 azaleas, 4.000 acebos, 3.000 palmeras, 3.000 magnolias y cientos de camelias de más de 200 clases distintas. Hay especies que para ver tendríamos que viajar miles de kilómetros, como el helecho de Tasmania, cedros del Líbano o un arce japonés de más de 250 años por el que se pagaron miles de euros en una subasta

El recinto se puso a la venta por 3,9 millones y el Concejo de Valdés llegó a un acuerdo para gestionarlo

Comentarios

Los secretos del jardín botánico privado de Luarca, uno de los más grandes de España