Asturias levanta en los centros de salud los muros de contención contra el coronavirus

La Voz

ASTURIAS

La comisión especial no permanente de estudio de la gestión de la crisis provocada por el COVID-19 durante las comparecencias que se celebran en la Junta General
La comisión especial no permanente de estudio de la gestión de la crisis provocada por el COVID-19 durante las comparecencias que se celebran en la Junta General J.L.Cereijido

El Gobierno del Principado explica en el parlamento que la red de Atención Primaria se ha reorganizado para contener los rebrotes

02 jul 2020 . Actualizado a las 13:28 h.

La red de Atención Primaria de Asturias, que desde el inicio de la pandemia ha realizado el seguimiento de 16.000 personas con sintomatología leve compatible con el coronavirus de las que 2.345 han sido confirmados por PCR, se ha reorganizado para convertirse en el «eje» que sirva de «contención» de brotes en la región. En estos términos se ha pronunciado el coordinador de la Estrategia de Atención Primaria del Principado de Asturias, Pablo Pérez, durante la primera comparecencia de la comisión de estudio de la gestión de la crisis sanitaria de la COVID-19 creada en la Junta General.

Pablo Pérez ha explicado que la Atención Primaria, que aplicó un «cambio brutal» en la organización de la red con la irrupción del coronavirus, es «fundamental y clave» para la detección de los nuevos contagios y el seguimiento de los contactos estrechos de los casos que se confirmen. «Ahora es el eje de la vigilancia epidemiológica», ha puesto de manifiesto. Ha señalado que desde el primer momento la Atención Primaria diseñó protocolos «específicos», más allá de los que elaboró el Ministerio de Sanidad, que funcionaron «bastante bien» y por los que otras comunidades autónomas se interesaron para aplicar en sus territorios, recoge EFE.

El coordinador ha explicado que unas de las líneas prioritarias durante la pandemia ha sido la atención telefónica de pacientes con síntomas leves de COVID-19 para evitar el «paso masivo» a los centros de salud de personas y garantizar la seguridad. Además de la actividad asistencial relacionada con el coronavirus, se priorizó el seguimiento de los pacientes crónicos y se postergó el vinculado a las patologías de menor riesgo, ha indicado.