Condenado tras una agresión con descargas eléctricas al grito de «hijo de puta, me has arruinado la vida»

Un vecino de La Fresneda acepta 5 años de cárcel tras reconocer que atacó a un testigo en su proceso de divorcio


El acusado de amenazar y atacar con una defensa eléctrica, como una pistola taser, al hombre que testificó a favor de su exesposa en el proceso de divorcio, el pasado año en La Fresneda (Siero), ha reconocido los hechos y ha aceptado una pena de cinco años de cárcel.

La defensa del procesado ha llegado a un acuerdo con la Fiscalía y la acusación particular este jueves en la Audiencia Provincial de Oviedo, por el que ambas acusaciones han rebajado su petición inicial de 8 años y 4 meses de cárcel a los cinco años de prisión tras un reconocimiento explícito de los hechos y su compromiso de abonar a la víctima 5.414 euros.

El acuerdo contempla igualmente que el acusado, Manuel G.P. no podrá acercarse a la víctima, G.A., a menos de 500 metros, ni comunicarse con él por un periodo de tres años.

Con este acuerdo de conformidad, Manuel G.P. ha admitido su autoría en los delitos contra la administración de justicia, amenazas graves, lesiones y tenencia ilícita de armas.

El acusado se ha comprometido ante el tribunal de la Sección Tercera a pagar la indemnización de 5.414 euros a la víctima por la pérdida de calidad de vida, los gastos médicos derivados de las lesiones sufridas, entre las que figuraban una fractura no desplazada de huesos propios de la nariz, irritación conjuntival y fotofobia y pérdida de un fragmento de un diente.

Los hechos ocurrieron sobre las 11:000 horas del 8 de marzo de 2019, cuando el acusado acudió a las proximidades del domicilio de la víctima, G.A., en La Fresneda, al que conocía por haber declarado como testigo, hacía tiempo, en el procedimiento de divorcio entre él y su exmujer.

En represalia a las manifestaciones que efectuó, que, según el relato de las acusaciones, «no fueron de su agrado», el procesado se dirigió a él y le dijo: «hijo de puta, me has arruinado la vida», disparándole con una defensa eléctrica en la cara.

La víctima se cubrió con una carpeta portadocumentos que llevaba y se la arrojó, golpeándole entonces el procesado en el rostro varias veces con el arma.

Antes de irse del lugar, según las acusaciones, Manuel G.P. le dijo a la víctima: «esto es por ahora, pero te voy a matar», lo que le provocó a ésta «un gran temor».

Esta mañana, ambos se han cruzado en los pasillos de la Audiencia Provincial y apenas se han dirigido la mirada, aunque la víctima ha preferido llegar a un acuerdo con la acusación para poder «pasar página» y seguir con su rutina, según ha expresado fuera de la sala; informó EFE.

Comentarios

Condenado tras una agresión con descargas eléctricas al grito de «hijo de puta, me has arruinado la vida»