Doble control de tráfico en el cierre fronterizo de Asturias y Galicia

La Guardia Civil instalará controles en Asturias en la A-8 y la N-640

Tres patrullas de la Guardia Civil realizan esta madrugada controles en la Autovía A-8 que comunica con Asturias en Ribadeo (Lugo).
Tres patrullas de la Guardia Civil realizan esta madrugada controles en la Autovía A-8 que comunica con Asturias en Ribadeo (Lugo).

La Guardia Civil de Tráfico instalará esta tarde controles en la A-8 y en la N-640 para garantizar el cumplimiento de confinamiento decretado por la Xunta de Galicia en la comarca de A Mariña e impedir desplazamientos no autorizados a Asturias procedentes de esa zona limítrofe con el Principado.

Según han informado a Efe fuentes del Instituto Armado, los controles quedarán establecidos desde primera hora de la tarde en el punto kilométrico 504,900 de la A-8, a la altura de la salida de Barres en dirección a Oviedo, y en la N-640, que comunica Galicia con Asturias a través de la localidad de Vegadeo.

Agentes de la Guardia Civil ya iniciaron esta madrugada en el municipio lucense de Ribadeo controles de tránsito de vehículos entre la comarca A Mariña, cerrada desde la pasada medianoche para tratar de controlar un brote de coronavirus, y el vecino Principado de Asturias.

Hasta el próximo viernes, incluido ese día, queda prohibido el acceso y la salida del área sanitaria de A Mariña, formada por los municipios de Alfoz, Barreiros, Burela, Cervo, Foz, Lourenzá, Mondoñedo, Trabada, O Valadouro, Viveiro, Xove, O Vicedo, Ourol y Ribadeo, en los que residen unas 70.000 personas.

La prohibición de acceso y salida en A Mariña no afectará en, cambio, a aquellos que tengan que trasladarse por motivos de trabajo.

Precisamente, para controlar esos desplazamientos entre comunidades, la Guardia Civil montó un dispositivo de vigilancia en un tramo de la Autovía del Cantábrico, la A-8, a su paso por el municipio de Ribadeo para los vehículos que salen de A Mariña en dirección a Asturias.

Comentarios

Doble control de tráfico en el cierre fronterizo de Asturias y Galicia