Asturias obtiene la mejor nota en la valoración de los sanitarios sobre la gestión de la pandemia

La Voz

ASTURIAS

El informe realizado por la Fundación IMAS revela que el 57 % de los centros en España limitaron explícitamente el ingreso de mayores en UCI

07 jul 2020 . Actualizado a las 13:36 h.

El 57 % de los profesionales sanitarios afirma que, durante la pandemia de coronavirus, en sus centros de trabajo se establecieron criterios explícitos de limitar el esfuerzo terapéutico (no ventilación mecánica o cuidados intensivos) basados en la disponibilidad de recursos y las características del paciente, como la edad o la comorbilidad (coexistencia de dos o más enfermedades en un individuo).

Además, en la mayor parte de los casos no se contó con el Comité de Ética del centro o se desconocía este hecho según el informe «Los profesionales sanitarios frente a la COVID-19. La reforma necesaria del Sistema Nacional de Salud» elaborado por la Fundación Instituto para la Mejora de la Asistencia Sanitaria (Fundación IMAS), presentado este martes y que recoge las experiencias, evaluaciones y propuestas de casi 2.500 profesionales sobre la crisis del coronavirus.

La encuesta, realizada entre el 24 de abril y el 31 de mayo, pone de manifiesto una gran falta de previsión, ausencia de recursos y una alta tasa de infección entre los profesionales sanitarios, sobre todo en enfermería y sitúa al Principado de Asturias como la administración autonómica mejor valorada por su gestión de la crisis.

Fundación IMAS

El 71 % de los encuestados son médicos y el 17 % enfermeras. Un 70 % trabaja en hospital y el 15 % en centros de salud.

El estudio revela que el 31 % de los profesionales no dispuso de equipos de protección suficientes cuando los necesitó. Del 69 % restante, más de la mitad (54 %) los tuvo hasta pasadas más de dos semanas de decretarse el estado de alarma.

El 86 % de los encuestados desconocía la existencia de un plan de contingencia contra pandemias en su centro sanitario y siete de cada diez opina que no hubo recursos suficientes para identificar a los profesionales contagiados.

La tasa de contagio entre los sanitarios estimada en esta encuesta es del 16,4 %, alcanzando el 26 % entre las enfermeras con atención directa a pacientes infectados.

Por otro lado, el 73 % de los profesionales opina que faltaron recursos para el diagnóstico de la COVID-19 en pacientes sospechosos.