La Universidad estudia trasladar cursos a Mieres y solicitar espacios municipales como aulas

El rector priorizará la enseñanza presencial. Ana Cano, Cannata y José Muñiz, nuevos profesores eméritos

Campus de Mieres
Campus de Mieres

El rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, ha anunciado que la institución académica tratará de mantener la enseñanza presencial en el próximo curso, manteniendo unas «estrictas» medidas de seguridad como el distanciamiento de 1,5 metros, el uso de mascarilla y del gel hidroalcohólico. García Granda ha defendido la enseñanza presencial como el «modelo ideal» de la Universidad de Oviedo, por lo que volcará «todos sus recursos» para tratar de garantizar esta modalidad el próximo curso, utilizando las herramientas online sólo en aquellos casos en los que no se pueda mantener la asistencia.

En este sentido, ha reconocido que se estudiará la posibilidad de trasladar algunos cursos de máster al Campus de Mieres, siempre y cuando no se puedan impartir en sus centros habituales, así como solicitar espacios municipales a los ayuntamientos en los que la institución académica tiene sus centros. Asimismo, ha celebrado la congelación de tasas universitarias para el próximo curso, aprobado ayer en el Consejo de Gobierno del Principado de Asturias, ya que contribuye a que nadie sea excluido de la enseñanza universitaria por cuestiones económicas.

A este respecto, ha resaltado el «gran esfuerzo» que ha realizado Asturias para mantener las tasas universitarias sin que esto influya en la calidad de la docencia, algo que ha sido posible gracias al acuerdo entre el Gobierno regional y la Universidad por el cual el Principado se compromete a compensar las posibles bajadas de tasas.

El rector ha realizado estas declaraciones en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de la Universidad, en el que se ha aprobado el Plan de Adaptación de la Actividad Docente para el curso 2020-2021, un documento elaborado en base a las recomendaciones del Ministerio de Universidades y cuyas guías se han adaptado a las restricciones impuestas por la pandemia.

Asimismo, el máximo órgano de gobierno universitario ha dado el visto bueno a la propuesta de implantación de Grado en Ciencia e Ingeniería de Datos, un programa de estudios propuesto por la Escuela Politécnica de Gijón que contará con 60 plazas, será semipresencial y requerirá la contratación de 15 nuevos docentes, lo que supondrá un coste anual de 578.118 euros.

El Consejo de Gobierno también ha aprobado el nombramiento de tres profesores eméritos para el próximo curso: la catedrática del Departamento de Filología Clásica y Románica, Ana María Cano; el catedrático del Departamento de Medicina, Jorge Benito Cannata, y el catedrático del Departamento de Psicología, José Muñiz Fernándezlj

Además, la institución académica ha dado el visto bueno al código ético de la Universidad y al reglamento sobre la asignatura de Trabajo de Fin de Máster, y ha respaldado la creación del Instituto Universitario en Género y Diversidad. Por último, el Consejo de Gobierno ha aprobado la propuesta de reconocimiento de nueve grupos de investigación y la renovación de otros 15, así como la última asignación de colaboración docente del curso actual, en la que participan 36 personas.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La Universidad estudia trasladar cursos a Mieres y solicitar espacios municipales como aulas