Herencias sin reclamar: el otro efecto del coronavirus en Asturias

L.F REDACCIÓN

ASTURIAS

Imagen de una mujer en una residencia de ancianos
Imagen de una mujer en una residencia de ancianos Eduardo Parra | Europa Press

El conjunto de las comunidades autónomas españolas dejará de ingresar unos 1.000 millones por el impuesto de Sucesiones

27 jul 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La crisis sanitaria ha provocado un terremoto cuya onda sísmica amenaza a todas las estructuras del estado del bienestar. La pandemia ha obligado a las administraciones a reordenar sus partidas de gasto y a endeudarse, dos factores que, a la larga, tienen repercusión en el día a día de las familias. Además, hay otras medidas que han afectado a la población más directamente, económica y socialmente, como son el paro -mitigado por los ERTEs- o todas las restricciones que supone la nueva normalidad. No hay prácticamente ningún elemento de la vida cotidiana que no se haya visto alterada por la enfermedad, y las herencias no son una excepción. Un estudio recoge que el aumento de la mortalidad ha llevado aparejado el incremento de las herencias sin reclamar, también en Asturias, lo que se traduce en una pérdida millonaria de ingresos para las administraciones en concepto de impuesto de Sucesiones.

El Grupo Hereda, la única empresa española especializada en genealogía sucesoria y tramitación de herencias, se dedica investigar las herencias sin sucesores en España. Según sus cuentas, debido a la crisis del coronavirus, más de 8.000 herencias sin herederos conocidos quedarán sin administrar y sin liquidar los impuestos. El impacto en Asturias es menor, pero el número de casos ronda la treintena, según la empresa.

Esta situación tiene tres consecuencias fundamentales, explican desde Hereda. El primer problema es la generación de deudas a la administración pública y a las entidades de tutela, que deben cubrir los gastos de entierro de esos fallecidos, estimados en 4.500 euros por persona. Esto ha ocurrido fundamentalmente en Madrid, con decenas de cadáveres sin reclamar e incluso sin filiar. Desde el Principado aseguran que esta situación no es ha dado en Asturias.