Las regiones limítrofes con Asturias se rearman contra el coronavirus

Galicia prohíbe el botellón y obliga a los viajeos que lleguen de zonas con alta incidencia de covid-19 que lo notifiquen. Cantabria limita el número de personas en reuniones y los usuarios de residencias de León no podrán salir de los centros en caso de rebrote

Gente con mascarilla
Gente con mascarilla

El Gobierno regional ya ha avisado repetidamente que no le temblará el pulso a la hora de tomar medidas en caso de rebrote de coronavirus. Mientras tanto, las regiones limítrofes a Asturias se están rearmando con nuevos planes para evitar la transmisión. La Xunta de Galicia ha prohibido el botellón y obligará a todos viajeros que lleguen a esa comunidad procedentes de zonas con alta incidencia de covid-19 a que notifiquen sus datos de contacto. Cantabria fijará un límite de 15 personas para las reuniones y obligará al cierre de los locales nocturnos a partir de las dos de la madrugada mientras que en Castilla y León los usuarios de las residencias de mayores no podrán salir de los centros en los municipios en los que se declare un rebrote.

Galicia. Todas las personas que lleguen a Galicia tras haber estado en los últimos 14 días en una zona de alta incidencia de covid, sea un día o más, estarán obligadas a partir de la semana próxima a comunicarlo a la Xunta. Tendrán que facilitar un domicilio y concretar el tiempo que pasarán en la comunidad. Sin son residentes en Galicia, se les indicará la referencia de su médico o centro de salud habitual. Si son visitantes, se les dará un teléfono para que puedan comunicar cualquier cambio en su salud. Además, si son personas de colectivos de riesgo se les podrá hacer una prueba PCR y, si fuese necesario, aislar a la persona infectada.

Los viajeros tendrán 24 horas de plazo desde su entrada en Galicia para facilitar estos datos. Tanto los alojamientos turísticos como las compañías de transporte deberán informar de este requisito.  Feijoo anunció que la Xunta recomendará que se limiten a 25 las personas asistentes a reuniones privadas y en espacios privados, para evitar riesgos de propagación. Respecto a los locales de ocio nocturno, indicó que si se siguen los protocolos establecidos se considera que no hay problemas de seguridad, pero si los incumplen se podrán tomar medidas.

Cantabria. Todos los locales de ocio de Cantabria deberán cerrar sus puertas a las dos de la madrugada. La limitación de horarios se aplicará en bares, restaurantes, discotecas y en general en todos los locales de ocio. Tres comunidades ya han regulado el cierre de estos establecimientos, este viernes se suman Cantabria y Cataluña y la próxima semana lo harán el País Vasco y Andalucía.

Además de la limitación de horarios la nueva resolución fijará en 15 el número máximo de personas que podrán reunirse, excluidos los convivientes. Y establecerá que restaurantes, hoteles, peluquerías y centros de estética, entre otros establecimientos, deberán llevar un registro público para facilitar el rastreo de contagios, como ya ha anunciado el Gobierno.

Castilla y León. Los usuarios de las residencias de mayores y de personas con discapacidad tanto públicas como privadas de Castilla y León no podrán salir de los centros en los municipios en los que se declare un rebrote y hasta que el mismo se de por concluido por la Consejería de Sanidad. Se trata de una medida con una duración limitada, en lo que dure el brote, y demandada tanto

En el caso de un brote en un municipio, la medida afecta a todas las residencias del mismo, y en una capital a todas las que haya en la ciudad

Ante el nuevo avance de la epidemia, a continuación se detallan algunas de las medidas adoptadas por otras comunidades.

Aragón. Con un 43 % de los casos totales diagnosticados en la última jornada y 56 brotes activos, las comarcas central, con Zaragoza capital, y a las del Bajo Cinca, Bajo Aragón-Caspe y Monegros vuelven a la fase 2 de la desescalada. En ellas, se restringe el ocio nocturno y se establece un cierre obligatorio a las 12 de la noche, se prohíbe el botellón y se limitan a 10 el número de personas en las reuniones al tiempo que se recomienda restringir la movilidad.

Baleares. Procedió a decretar el cierre de los locales de ocio y venta de alcohol en las zonas mallorquinas de Magaluf y el Arenal, limitar las reuniones de 70 personas en lugares abiertos y 30 en los cerrados y estableció multas de hasta 600.000 euros para quienes se lucren con fiestas que superen ese aforo.

Castilla-La Mancha. La Junta repartirá 10 millones de mascarillas e identificará a quienes acudan a locales de ocio nocturno a partir de la 1:00 de la madrugada para facilitar el rastreo de contactos en caso de que sea necesario por la COVID-19.

Cataluña. Lla Generalitat ha impuesto restricciones al área metropolitana de Barcelona, a las comarcas leridanas del Segrià y la Noguera y a Figueres y Vilafant (Girona). Están prohibidas las reuniones de más de diez personas, se ha limitado el aforo de bares y restaurantes al 50 %, se han prohibido las visitas a las residencias de ancianos y se recomienda no salir de casa salvo para lo «imprescindible» y no ir a una segunda residencia. En Lleida hubo que cerrar el perímetro en siete municipios del Baix Segre y el ayuntamiento de Alcarràs ha solicitado ayuda al Ejército para que la Unidad Militar de Emergencias (UME) acuda a desinfectar la residencia de la tercera edad en la que se detectó un brote de coronavirus de más de 80 positivos.

Comunidad valenciana. Infringir las medidas de prevención frente a la COVID-19 en esta autonomía conllevará sanciones de entre 60 euros, en el caso de faltas leves, hasta los 60.000 euros en el caso de las muy graves. La Pobla de Benifassà, municipio de Castellón con menos de 200 habitantes, ha cerrado todos los locales municipales y ha llamado a sus ciudadanos a autoconfinarse tras la detección de varios positivos.

Extremadura. La Junta sancionará con 600.000 euros aquellas infracciones consideradas como muy graves y que pongan en riesgo la salud pública mediante un decreto en el que considera al personal sanitario como agente de la autoridad y recoge la posibilidad del cierre cautelar de establecimientos públicos por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado cuando, por ejemplo, exista un riesgo inminente de transmisión vírica. El pueblo cacereño de Deleitosa ha prohibido no sólo el botellón, sino cualquier otra actividad que conlleve aglomeración de personas y comer chucherías y pipas en la vía pública.

Murcia. Totana ha retrocedido a la fase 1 de la desescalada tras el importante número de casos positivos (85) que se han detectado asociados a la concurrencia a un bar de copas, por lo que no se puede entrar ni salir del municipio. En toda la región se ha prohibido la apertura de locales de ocio nocturno, que sólo se permitirá en terrazas y exteriores con todos los clientes sentados, al tiempo que ha limitado a un máximo de 15 personas las que se pueden reunir para eventos de toda índole, sean públicos o privados.

Navarra. También allí los bares y locales nocturnos tendrán que cerrar a partir de las dos de la madrugada, hora a partir de la cual se prohíbe también el botellón.

Comentarios

Las regiones limítrofes con Asturias se rearman contra el coronavirus