Los profesores interinos exigen la convocatoria de plazas para el próximo curso

Decenas de profesores de Conservatorio y Artes Escénicas, de Escuelas de Idiomas y maestros de apoyo educativo (PT y AL) se manifiestan en Gijón

Protesta de interinos en GIjón
Protesta de interinos en GIjón

Oviedo

Decenas de profesores de Conservatorio y Artes Escénicas, y de Escuelas de Idiomas y maestros de apoyo educativo (PT y AL), se han concentrado este martes, convocados por el sindicato Suatea, en la antigua Universidad Laboral, en Gijón, para reclamar la convocatoria de plazas interinas.

Amaya Rey García, profesora del Conservatorio de Música de Gijón, e Isabel Blanco, profesora de flauta travesera en Oviedo, han explicado que en la primera convocatoria de la Consejería de Educación, cuyo plazo de solicitud acabó este pasado lunes, no se convocó ninguna plaza para Conservatorio, cuando, según sus estimaciones, se precisan de unas 80. Han indicado, a este respecto, que otros años siempre se habían convocado algunas plazas en la primera convocatoria, si bien otras quedaban para la que se realiza a mediados de septiembre. En todo caso, han solicitado una reunión con la consejera de Educación del Principado, Carmen Suárez, para reclamar la convocatoria de estas plazas.

Dicho esto, han dicho confiar en que desde la Consejería se atienda a sus peticiones y que, de confirmarse una convocatoria a mediados del próximo mes de agosto, se convoquen plazas de sus especialidades, y también la del resto de profesores que se han manifestado con ellos. Han recalcado, a este respecto, los problemas que habría de no hacerlo, ya que los profesores no se podrían incorporar a sus destinos hasta pocos días después de empezar las clases. Han puesto de ejemplo que, en el caso del Conservatorio de Gijón, la mitad de los profesores son interinos. A esto han sumado que a primeros de septiembre hay exámenes, con lo que se necesita también de profesores.

Es más, han llamado la atención sobre que las medidas sanitarias que se deben cumplir para evitar posibles contagios de la COVID-19, supone que lleve más tiempo cada clase ya que, entre otras cosas, hay que desinfectar los espacios después de que toque cada alumno. Para Blanco, incorporarse tarde al curso implica menos calidad en la enseñanza porque no pueden preparar la programación para el próximo curso, entre otras cosas, informa Europa Press.

Comentarios

Los profesores interinos exigen la convocatoria de plazas para el próximo curso