Asturias ha vuelto a registrar este domingo las precipitaciones más intensas del país pero en la costa y no en Felechosa, como sucedió el sábado. Hasta 33 litros por metro cuadrado se habían recogido ya a las siete de la tarde en la estación meteorológica del Aeropuerto de Asturias, una cifra muy alejada de los casi 100 litros por metro cuadrado de la jornada anterior. Ha sido un día para los más intrépidos. En Gijón, en la playa de San Lorenzo, ha podido verse a bañistas bajo el aguacero y a surferos recogiendo la tabla, descalzos por la calle, bajo una tormenta.

Se acabó por ahora el mal tiempo. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para este lunes en Asturias un cambio. El cielo estará poco nuboso con intervalos de nubes altas por la mañana y de nubes medias y altas por la tarde. No se descartan brumas y bancos de niebla matinales en la comarca de Narcea. Hay alguna posibilidad de alguna precipitación débil y dispersa por la tarde en la Cordillera. 

A partir del martes los cielos se despejarán casi por completo y los termómetros volverán a remontar hasta temperaturas sofocantes, por encima de los 30 grados. Aemet indica que las máximas del miércoles estarán en torno a los 26 grados. Para el jueves, en el suroccidente ya se alcanzarán los 31 grados. El viernes, a las puerta del fin de semana del Día de Asturias, se llegará a los 33 grados.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Del domingo para intrépidos al calor sofocante