La patronal turística critica la alerta naranja mientras se registran rebrotes en dos concejos de oriente

Asturias registra siete focos en la última semana y ha notificado 56 nuevos positivos confirmados en las últimas 24 horas, uno de ellos ha requerido hospitalización

Un grupo de turistas visita Cudillero, bajo una intensa lluvia
Un grupo de turistas visita Cudillero, bajo una intensa lluvia

La alerta naranja decretada el pasado 26 de agosto en cinco concejos del Oriente de Asturias ha cumplido su primera semana entre la controversia, la patronal del turismo ha criticado la medida, calificándola de «inapropiada» y de servir para «demonizar» a los turistas mientras que en el balance de los últimos siete días, el Principado ha advertido de que se han notificado siete brotes en el territorio de la comunidad y que dos de ellos corresponden a municipios incluidos en esta alerta, en Llanes y Parres.

En su balance epidemiológico, la Consejería de Salud ha destacado que «ha notificado al ministerio siete brotes detectados en la última semana. De ellos, dos se localizan en los municipios de Parres y Llanes, ambos en alerta naranja desde el pasado 26 de agosto. El resto se reparten entre las áreas de Avilés, Oviedo y Gijón. En la actualidad, Asturias tiene 18 brotes por la covid-19 con 198 positivos». Con las cifras recabadas en las últimas 24 horas se han confirmado 52 nuevos positivos, después de que ayer se hiciera un llamamiento a lso clientes de tres establecimientos de Avilés a que acudieran a hacerse las pruebas PCR. Con todo de este medio centenar de nuevos casos, Salud indica que «los afectados son asintomáticos o presentan síntomas leves, por lo que permanecen en aislamiento en sus domicilios, excepto una persona que ha precisado ingreso hospitalario».

«Entre los nuevos diagnosticados, hay varios veraneantes en el municipio de Llanes. Además, se han confirmado dos positivos vinculados al brote de tres bares de Avilés, con lo que se eleva a 18 el número de  afectados en este episodio»; destacó Salud que apuntó además que a lo largo de la mañana de este jueves, se han tomado muestras a más de 300 personas en el autocovid instalado en el aparcamiento del Pabellón de Exposiciones de La Magdalena y recordó que el Sespa realizó ayer por la tarde un llamamiento para un cribado extensivo de los clientes que estuvieron entre el 17 y 30 de agosto en la cafetería Valsa y los bares Piol y Don Pelayo.

Pese a todo, la patronal ha mostrado su disgusto con la alerta naranja.  La portavoz de la Mesa de Turismo de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Ana Soberón, ha considerado este jueves injusta la «demonización» que algunos han hecho de los turistas que han estado en Asturias este verano. Además, ha tildado de «inapropiada» la alerta naranja que la Consejería de Salud decretó a finales de agosto por la pandemia sanitaria en varios municipios del oriente asturiano.

«El turismo no ha sido el responsable de los brotes que se han detectado en Asturias», ha insistido Soberón según recogió Europa Press.

Ha insistido en que el sector «hizo los deberes» y que se cumplieron todos los protocolos, con el coste que ello supuso. Ha añadido en que no hay ni un solo cierre por Covid-19 que haya afectado a algún alojamiento turístico asturiano.

Las críticas al turismo las ve excesivas en un verano que ha sido bueno para Asturias en cuanto a afluencia, mientras que el Principado presenta tasas de casos muy por debajo que otras regiones con menos turismo.

«Muchas veces culpamos a turistas de las cosas que hacen los asturianos», ha añadido, recordando que en este verano «atípico» han sido mucho los locales que se han quedado en el Principado y no han ido de vacaciones.

Responsables de la Consejería de Salud a finales de agosto la alerta naranja en los municipios Parres, Cangas de Onís, Cabrales, Ribadesella y Llanes por alto riesgo de transmisión debido a la aglomeración de residentes y turistas y el inadecuado cumplimiento de las medidas de seguridad.

Soberón no entiende esta medida del Gobierno asturiano, más aún cuando coincidía en el tiempo con una presentación pública del Ejecutivo regional para atraer más turismo en otoño.

Pero además, considera que no había razones objetivas para decretarla. «Ni la entendemos ni la compartimos», ha dicho, tras lamentar la falta de coordinación y el daño que se le hizo al sector. Han argumentado que ha habido cancelaciones como consecuencia del anuncio.

Liderazgo en turismo rural

A nivel general, la Mesa de Turismo de FADE se ha mostrado satisfecha con la campaña veraniega y del liderazgo de Asturias en turismo rural.

Soberón ha aclarado, no obstante, que esos buenos resultados del verano no compensan las pérdidas sufridas desde marzo a junio. Además, existen sectores empresariales que han sufrido «el peor verano». Especialmente duro ha sido para las agencias de viaje y para los guías turísticos.

Comentarios

La patronal turística critica la alerta naranja mientras se registran rebrotes en dos concejos de oriente