El comercio asturiano, ahogado: «Un nuevo confinamiento sería un infierno, no lo podríamos soportar»

El comercio minorista pide al Principado un plan de digitalización urgente

Comercio minorista en Oviedo
Comercio minorista en Oviedo

La Unión de Comerciantes de Asturias ha reclamado al Gobierno del Principado que «presione» al central para que prorrogue los ERTES y la prestación extraordinaria por cese de actividad para autónomos y le ha reclamado que impulse con «urgencia» un programa de digitalización para el comercio minorista de la región.

Estas reivindicaciones han sido realizadas por la gerente de la asociación, Carmen Moreno, durante la comisión parlamentaria de estudio de la gestión de la crisis sanitaria de la Covid-19.

Moreno ha confiado en que los presupuestos regionales de 2021 salgan adelante para que el Ejecutivo autonómico ponga en marcha este plan de digitalización de manera «masiva e intensiva» y que ha sido incluido en el pacto de concertación social firmado con la patronal y los sindicatos.

Antes de lamentar que algunas de las medidas dirigidas a los autónomos durante el confinamiento han contado con una excesiva burocracia y algunas normas eran «contradictorias», ha señalado que el hecho de que el comercio minorista asturiano liderada las ventas entre las comunidades autónomas en julio ha sido un «paréntesis» y una «burbuja», dado que el empleo «no ha crecido».

«El presente está complicado y lleno de incertidumbres», ha advertido antes de afirmar que volver a un nuevo confinamiento sería un «infierno» que no podría ser soportado en el sector, que representa el 18 por ciento del empleo en Asturias.

En este punto, ha pedido a los responsables políticos las medidas necesarias para cuidar la salud de los asturianos, pero que «no anuncien desastres que luego no se van a producir», puesto que el «pesimismo por el pesimismo no lleva al consumo».

En la comisión también ha comparecido el secretario general de UPTA-UGT, Eduardo Abad, quien ha reivindicado al Gobierno asturiano que ejecute de forma «urgente» planes de recualificación dirigidos a los autónomos mayores de 55 años ante el cambio en el modelo de producción que sufrirá la comunidad.

También ha reclamado al Gobierno regional que se pongan en marcha protocolos claros en los establecimientos comerciales y de hostelería para que el consumidor «se sienta seguro».

Abad ha advertido de la «fractura» que presenta el mercado de trabajo autónomo asturiano tras el impacto del coronavirus, en el que «posiblemente» el diez por ciento podría desaparecer.

Antes de pedir que la ayuda regional de 400 euros impulsada en Asturias, que ha servido como «bombona de oxígeno», vuelva a ponerse en marcha, ha reclamado que se extiendan los ERTE y el cese extraordinario de actividad por ser «esenciales».

Comentarios

El comercio asturiano, ahogado: «Un nuevo confinamiento sería un infierno, no lo podríamos soportar»